militantes del peronismo revolucionario uno por uno

HABEGGER, Norberto Armando.

Nacido el 9 de agosto de 1941 en Arrecifes, provincia de Buenos Aires. Fue el primer hijo de un matrimonio conformado por Armando Habegger Tobbler (jefe de la oficina de Rentas, descendiente de suizos alemanes) y María Mercedes Gómez Berterrey (maestra de labores en escuelas de la zona). Creció en el marco de una familia católica practicante, de misa dominical. Estuvo casado con esa excelente mujer que es Flora Castro. (Los casó el Padre Alejandro Mayol). Dejó un hijo de siete años, Andrés Camilo, que actualmente es director de cine (“H. Historias cotidianas”. Documental estrenado en el año 2000: sobre los hijos de desaparecidos, los protagonistas inocentes de un drama). Norberto Habegger fue secuestrado en Río de Janeiro el 6 de agosto de 1978 en un operativo montado por el Batallón de Inteligencia 601 del Ejército Argentino en colaboración con la dictadura brasileña, en el marco del Plan Cóndor “bendecido” por EE.UU., en la figura siniestra de Henry Kissinger. Trasladado a Buenos Aires en avión fue visto en el CCD “El Banco” antes de su asesinato. Al momento de su desaparición contaba con 37 años de edad. En aquellos tiempos el embajador del general Jorge Rafael Videla en Brasil era Oscar Camilión, quién de más está decirlo, nunca se calentó por al menos interiorizarse sobre el caso y es más: negó que hubiera ocurrido. Unos meses antes (el 18 de abril del ’78), Habegger había enviado una carta al Episcopado Argentino en donde entre otras cosas se decía: “No vamos a renunciar a la lucha. Es nuestro imperativo como argentinos, peronistas y montoneros y para mucho de nosotros también una obligación como cristianos: la fidelidad a un mensaje bíblico que se encarna en las justas aspiraciones de los perseguidos, de los proscriptos, de los pobres”. El “Cabezón” Habegger era periodista y escritor. Trabajó en Automundo, Panorama, Primera Plana, Confirmado, Mensaje, Víspera, En Marcha, Envido, Antropología del 3er. Mundo y fue subdirector del diario montonero Noticias. Escribió los libros “Camilo Torres el cura guerrillero” en noviembre de 1967; el mismo fue presentado en el local del gremio de la Sanidad por Oscar De Gregorio (ver su registro); “La huelga del Chocón” (lugar donde fue a cubrir una nota enviado por la revista y termina adhiriendo a la lucha de los obreros), y en colaboración con Alejandro Mayol y Arturo Armada, “Los católicos posconciliares en la Argentina”. Pero por sobre todas las cosas, Habegger era un militante, tanto teórico como de acción. Comenzó su periplo en grupos confesionales como la Acción Católica. Fue miembro de la Federación de Estudiantes Libres (FEL) y luego en la Democracia Cristiana donde llegó a ser secretario adjunto a nivel nacional de la Juventud de ese partido político. Durante 1964 se convierte en asesor del grupo de diputados demócrata cristianos que habían ingresado al Congreso en las elecciones del año anterior, allí aboga por la creación de “una comunidad fraternal en la sociedad argentina; la nacionalización de los sectores claves de la economía y la propiedad comunitaria de los trabajadores sobre los bienes de producción. (En esencia) liquidar la odiosa e injusta división de trabajadores y capitalistas marchando hacia una sociedad sin clases”. Siempre sensibilizado ante la injusticia social, e identificado con la causa de los pobres, de los marginados y de los humillados por el sistema, participó en la CGT de los Argentinos. Ya a fines de la década  del ’60 abraza el peronismo y con otros jovenes  (Mendizábal, De Gregorio, Galmarini) en su gran mayoría provenientes del cristianismo y la democracia cristiana fundan, primero Acción Peronista, para el trabajo político en villas y barrios obreros del Gran Buenos Aires en la zona de Vicente López, y luego, la organización político-militar “Descamisados” que al poco tiempo se disolverá para sumarse todos sus integrantes a Montoneros. Fue en 1973 uno de los dirigentes peronistas a cargo del “Operativo Dorrego”, de reconstrucción en la Provincia de Buenos Aires, en sociedad con el Ejército. Lo que llevó a la paradoja de que Habegger y quien era por entonces Jefe del regimiento de Tanques de Azul, el coronel Albano Harguindeguy, supervisaran juntos las obras desde un helicóptero. En 1975 participó en la creación y conducción del Partido (Peronista) Auténtico. Y con la dictadura militar siguiendo sus pasos, fue uno de los creadores, poco tiempo antes del golpe del ‘76, del Frente “Cristianos para la Liberación”. Al momento de su secuestro y desaparición era Secretario de Organización de la Rama Política del Movimiento Peronista Montonero (MPM).