militantes del peronismo revolucionario uno por uno

KINDRASIUK, SONIA ROSA 1

KINDRASIUK, Sonia Rosa.

“Betty”. Nació en Cabal, provincia de Santa Fe el 15 de julio de 1947, en un hogar de inmigrantes ucranianos donde los principios familiares eran: trabajar, estudiar y superarse. Desde chiquita se mostró como de carácter fuerte, decidido y con mucha tenacidad. Hizo sus estudios primarios y secundarios en el colegio “Antonia M. Verna” dirigido por las hermanas de la Congregación de la Inmaculada de Ivrea. Desde allí participó en el dictado de catequesis junto con las hermanas del colegio en barrios marginados, en el equipo de educación física que participaba en encuentros intercolegiales de vóley y en el coro del colegio. Terminado el secundario decidió inscribirse en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Litoral, en la carrera de Bioquímica. Paralelamente comienza a integrarse a los grupos existentes en la Facultad: el Centro de Estudiantes, el Ateneo universitario y hasta a un grupo de teatro. Políticamente se define por el peronismo afín a las ideas montoneras, frecuentando amistad y debate político con “La Madre” (Raúl Bracco), “Palometa” (Pirles), “El Gordo” (Héctor Larrosa), la “Colorada” (Busaniche) y “El Petiso” Carlos Legaz –estudiante de Ingeniería Química- con quien contraerá casamiento el 30 de octubre de 1970 (Ver su registro). Por su militancia vivieron en Paraná, Buenos Aires, Venado Tuerto y Rosario. Para 1973 nace la hija de ambos de nombre Patricia y Sonia además, recibe su título de Bioquímica ya que había concluido sus estudios satisfactoriamente dos años antes. Con 30 años de edad, es secuestrada el 12 de agosto de 1977 en la intersección de las calles Mitre y Santa Fe de Rosario junto a su hija. Es vista con vida en La Calamita, luego en Jefatura de Policía de Rosario donde es ferozmente torturada. Dos días más tarde aparece asesinada con motivo de una ejecución sumaria en esa misma ciudad. La hija según cuenta una compañera de militancia de la madre (Elena Risso, que se contactó conmigo vía correo electrónico) es “ahora mujer felizmente casada e investigadora del Conicet”, adoptada oportunamente con todo amor por su tía y abuelos.