militantes del peronismo revolucionario uno por uno

NOGUER, María Fernanda

María Fernanda Noguer de Villagra. Le decían cariñosamente “Namba”. Su momento de inmensa felicidad estaba dado cuando volvía de sus clases de guitarra y junto a su hermano escuchaba los discos long play de sus preferidos (The Beatles, Serrat, Viglietti) para descubrir los acordes de sus canciones. Católica practicante, y de familia acomodada, tomó en serio su compromiso por los pobres cuando conoció al Padre Jorge Adur (ver su registro) en la Capilla de la Unidad donde fue catequista. En tiempos donde el compromiso social y la vorágine iban de la mano, María Fernanda conoció a un pibe de la Juventud Peronista, José “Pepé” Villagra (ver su registro), con el que se casó en septiembre de 1975. Con 18 años quedó embarazada. Tuvo una hija de nombre “Lucía” como la de Serrat. “Namba” Noguer, fue militante de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) en Zona Norte del Gran Buenos Aires en el colegio Cardenal Spínola y participó del Movimiento Villero Peronista de aquel lugar. Secuestrada-desaparecida junto a su hija Lucía (luego recuperada) el 3 de junio de 1976 en la rotonda de Acassuso, provincia de Buenos Aires a la edad de 19 años. (Ver al respecto el registro de  José Alberto Carballo). Al momento de su detención ilegal, su tío, oficial del Ejército (“Pepe” Noguer), era intendente de facto en San Isidro, el barrio residencial de al lado y su padre Jorge Eduardo Noguer –según los conocidos, una muy buena persona- había revistado como Teniente de Fragata de la Marina de Guerra, pero sus ex camaradas de arma le juraban que sobre la desaparición de María Fernanda no sabían nada y que el Ejército era quien se la había llevado. Este hombre que dejó la Marina para dedicarse a la radodifusión, sufrió también en carne propia la violencia represiva ya que al no cejar en su empeño de encontrar a su seres queridos (hija y nieta) fue secuestrado y torturado; siendo con el regreso de la democracia, fundamental su testimonio para encarcelar al genocida general Videla en la causa de apropiación de niños. Obituario a la memoria de “Namba” Noguer en “Página 12”del 4-6-2016: “40 años y junto a los 30.000, siempre presente”, firmado por “tu familia y compañeros”. Su hija Lucía Villagra, ya mencionada anteriormente, brindó un reportaje a Resumen Latinoamericano, el 23 de marzo de 2020; de este modo supe que actualmente es bailarina y profesora de tango.