militantes del peronismo revolucionario uno por uno

NOVILLO, Jorge Horacio.

“Leche” (por leche hervida; ya que era muy calentón). “Ignacio”. Oriundo de Venado Tuerto, provincia de Santa Fe, donde vio por primera vez la luz un 13 de febrero de 1953. Buen atleta en 400 y 800 metros llanos. Era un tipo flaco, con mucha capacidad intelectual. Para 5º año se le despiertan dos grandes pasiones: la Merceología (materia que tenía que ver con la Química) y la Política. Militante de Juventud Universitaria Peronista (JUP) en la Facultad de Ingeniería Química de Santa Fe (establecimiento al que ingresó en 1971), donde hoy en día hay una placa en su memoria. Oficial Montonero. Secuestrado en la zona de Arroyito, el 28 de febrero de 1977 junto a sus hermanos Alejandro Luis y Carlos en el medio de una mudanza. Él fue el único que no volvió con vida. Daniel su amigo, lo recuerda de una forma muy sentida: “Jorge, amigo, compañero, hermano, lo mejor que me dejaste es tu compromiso con la vida, con la gente, esa caricia en el alma que me acompañará toda la vida, porque fuiste incondicional e integro, con tu ideal, con tu necesidad de cambios e igualdad”. Su madre, María Juana Saade de Novillo, militante, participó activamente en los años ’60 y ’70 en el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SUTE) y en el trabajo social barrial. Fallecerá en 1988 de un cáncer de pulmón. El papá del “Leche”, Jorge Oscar Novillo, cuando desaparecieron a su hijo, al año nomás, se murió de un infarto mesentérico, destruido por la pérdida sufrida.