militantes del peronismo revolucionario uno por uno

NUÑEZ, Félix Edgardo.

“Pomo”. Nacido en Lanús, provincia de Buenos Aires el 29 de enero de 1958. No terminó el secundario. Su último lugar de trabajo fue en Avellaneda, en la empresa “Alrod”, contratista de “Gurmendi S.A.”Dejemos que su amigo Mauro Cejas, nos cuente sobre Nuñez. “En el barrio Los Generales, Lechuga, Pomo y yo, conformábamos el trío Lemapo. Eramos la vagancia de la cuadra. Manifestábamos nuestra rebeldía a través del pelo largo y escuchando a Pescado Rabioso. No militábamos activamente pero sí participábamos en las movilizaciones convocadas por Montoneros y también discutíamos políticamente. Sin un compromiso absoluto nos movilizamos a Ezeiza, por la Masacre de Trelew, cuando murió Perón (…) En los ’70 el libro de cabecera de nuestra generación era ‘Los caminos a Katmandú’. Por eso Pomo fue en busca del Katmandú de América. Viajó en el año ’78 a las ruinas de Machu Pichu. Allí conoció gente de la Agrupación Tupac Amaru y comenzó a militar en Montoneros. Al tiempo Sara enganchó al Dere en Lomas. Nos empezamos a conectar nuevamente y a activar. El último operativo militar lo hace Pomo con Dere durante el año 1978. En un principio estaba planeado que el Dere saliera conmigo y la Tato con Pomo; pero como el Dere era una garantía, porque tenía experiencia militar, le pedí que saliera con Pomo, ya que este participaba por primera vez. La misión consistía en poner unos explosivos en la ventana de un coronel en Bánfield. Se produjo un tiroteo y ellos escaparon en un taxi. Previamente le dijeron al chofer que pertenecían al Ejército Montonero y que los sacase de allí. El taxista aceptó. A eso de las dos de la mañana, llega Pomo a la casa de Quique, en el barrio Nocito. Por una cuestión de seguridad, la Tato, Sara y yo levantamos esa casa. Tato y Sara se instalaron en la casa de ésta última, en el barrio Los Generales. Pomo se queda en su casa, en la calle Lavalle y Constancio Vigil 1294 del mismo barrio y allí la policía lo va a buscar”. Ocurrió el 21 de diciembre de 1978. “Pomo” tenía 20 años de edad y sigue desaparecido.