militantes del peronismo revolucionario uno por uno

NIETO, César.

“Ranita”. Nació el 6 de febrero de 1915 en Buenos Aires. Hijo de Ramiro, un madrileño y Purificación, gallega de Vigo. A los diez años al quedar huérfano de padre, dejó la casa de Villa Urquiza y se mudaron a San Fernando, provincia de Buenos Aires. Trabajó de chico. Fue canillita, boletero de los micros que salían de San Fernando y laburante en su adolescencia en un aserradero de la zona. Por esos años con otros amigos formó la “Murga Los Bacanes” que tenía un estandarte de terciopelo negro con letras doradas bordadas por su madre. Creyó en Perón y el 17 de octubre de 1945 estuvo en Plaza de Mayo pidiendo por el General. Al caer Perón en el ’55 fue despedido del Municipio en que trabajaba. Con otros dos amigos, puso una fábrica de escobas y cepillos que llamaron “Los 3 Ases”. Además, sensible al arte, formó la compañía de teatro “Juventud y Arte” que daba funciones en los barrios aledaños; por ejemplo en la Sociedad Italiana de San Fernando dieron el sainete de Vacarezza “Tu cuna fue un conventillo” con músicos en escena incluidos. Fue un excelente bailarín de tangos. Participó de la Resistencia Peronista. Electo concejal con la fórmula ganadora Framini-Anglada en 1962, nunca pudo asumir su cargo ya que los militares anularon de un sablazo la voluntad popular. Enfrentó a los vandoristas en la interna partidaria. En el ’71 fue parte de la Agrupación Lista Blanca de los Trabajadores Municipales que ayudó a conformar. También abrió la Unidad Básica “26 de Julio” por la zona. Participó del “Luche y Vuelve” y el 17 de noviembre de 1972, rumbeó para Ezeiza para ir a darle la bienvenida al General. Hizo campaña por el Frente Justicialista de Liberación (FREJULI) en 1973, para consagrar la fórmula Cámpora-Solano Lima con el voto popular. Estuvo en los festejos del 25 de Mayo de ese año, en Ezeiza cuando la fiesta terminó en tragedia un 20 de junio y con otros “viejos” y un sinúmero de jóvenes se fue de la plaza el 1º de Mayo de 1974 haciendo sentir sus descontento: “¡Qué pasa general que está lleno de gorilas el gobierno popular!”. Por su distrito organizó el Partido Peronista Auténtico hasta que el mismo, fue declarado “ilegal” por la Martinez. Venido el golpe del ’76 su hijo César Nieto, le sugirió que se fuera un tiempo a la casa de su hermana, hasta ver como venía la mano. Se negó. Le dijeron que se lo podían llevar. Contestó: “Se van a llevar a un patriota”. Los esbirros del régimen oligárquico imperialista lo secuestraron e hicieron desaparecer en su querido San Fernando el 13 de diciembre de 1976, cuando lo fueron a buscar a su casa de la calle Chacabuco 1947. Tenía 61 años y defendió hasta las últimas consecuencias aquella frase que lo llevó a ser parte del 17 de Octubre del ´45: “¡Patria sí, colonia no!”. Hay una baldosa en su memoria colocada el 15 de diciembre de 2012 en San Fernando y también un sitio físico que lleva por nombre “Espacio César Nieto”. Descanse en paz compañero, otros levantan sus banderas y las llevarán a la victoria para siempre, como su hijo, César Luis Nieto, “El Gallego”, que me privilegia con su amistad.