militantes del peronismo revolucionario uno por uno

NAVARRO, Nicolás.

Ingresa a la carrera militar en mayo de 1944. Con el tiempo llegó a ser Suboficial Principal, pero el 9 de junio de 1956 cuando ostentaba el grado de sargento primero oficinista, junto al Capitán Adolfo Philippeaux estuvo al mando de la tropa militar peronista sublevada que intentó desde La Pampa sumarse a la rebelión del General Juan José Valle. Fracasado el intento en el resto del país trataron de alejarse rápidamente del lugar de los hechos. Para ello, ambos militares en automóvil y vestidos de paisano intentaron llegar a la provincia de San Luis, a un campo donde habitaban la madre y la hermana del suboficial, con la idea luego de asilarse en Chile. Pero fueron detenidos por personal de la Aeronáutica en las proximidades de la localidad de Villa Mercedes –en esa misma provincia puntana-, y conducidos a la Base Aérea allí existente. Ya reducidos y detenidos fueron trasladados a la Colonia Penal de Santa Rosa (La Pampa) y pese a no representar amenaza alguna, viene la orden de Buenos Aires en la boca del general Ossorio Arana, Ministro de Guerra del gobierno oligárquico de la “Revolución Libertadora” de fusilarlos. En un gesto que lo enaltece y donde se juega su carrera militar, el Comandante de la Tercera División de Caballería con Asiento en Tandil, Ángel Lambardi –a cargo de la represión al movimiento insurgente- se negó a pasarlos por las armas. Su firme actitud e insistencia en no cumplir la orden (“Mi general, acá no se puede fusilar. Le pido que reflexiones, repito, aquí no se puede fusilar”) salvó la vida de Navarro y Phillipeaux. El primero, el que nos ocupa en esta reseña, recobró su libertad en septiembre de 1957 luego de estar encarcelado por el lapso de 15 meses en varias cárceles. Navarro libre, siguió militando en el Movimiento Peronista. Tomó parte en la primera comisión promotora (con posterioridad a 1955) del Partido Justicialista (PJ) en la provincia de La Pampa, a partir del 14 de diciembre de 1958 y hasta el 19 de febrero de 1960. En la década del ’70 será candidato a intendente de Santa Rosa –capital provincial-, elección en la que sale en segundo término. Y durante el tercer gobierno peronista que comienza el 25 de mayo de 1973, será nombrado Secretario General de la Gobernación cargo que desempeña hasta el golpe de Estado, el 24 de marzo de 1976. Para 1984 es presidente del Tribunal Permanente de Disciplina del PJ y miembro y ex presidente de la “Agrupación 9 de Junio de 1956” en La Pampa. Ya fallecido, desconozco la fecha de su deceso.