militantes del peronismo revolucionario uno por uno

PACHANO, Liliana Graciela.

Nació en Olavarría el 22 de agosto de 1953. Otro registro da como fecha y lugar de nacimiento: Dolores, provincia de Buenos Aires, el 22 de agosto de 1954. Su padre era propietario de un almacén de ramos generales en dicha ciudad. Ella hizo su secundario ahí en la escuela Normal y luego se fue a estudiar Arquitectura a Mar del Plata en tanto trabajaba en una empresa textil. Militante de la Juventud Universitaria Peronista (JUP) fue secuestrada en la vía pública de esa ciudad balnearia un 21 de abril de 1976. La complicidad de la Justicia en este caso, es un buen exponente de la connivencia civil-militar alcanzada por aquella época. En su excelente libro “Luna Roja. Desaparecidos de las playas marplatenses” escrito por Carlos Aurelio Bozzi, puede leerse: “...las averiguaciones realizadas por sus padres arrojaron resultado negativo. En cambio el 25 de agosto, Adolfo Carlos González Etcheverry, Juez Federal, intimó a los familiares a abonar la tasa de justicia, bajo apercibimiento de multarlos por el recurso de habeas hábeas interpuesto por la madre de Liliana. Un poco más de un año después, el Juez Federal César Tarantino, secretaría del Dr. Leonidas E. Fiore, rechaza otro recurso de habeas hábeas en la causa 964/76, aplicando costas judiciales en castigo por haber peticionado a la justicia una respuesta sobre el paradero de la víctima”. El cuerpo de Liliana Graciela Pachano apareció tiempo más tarde sin vida, en una playa de Punta Mogotes junto al de su compañero de militancia y de vida Enrique Daniel Nario (ver su registro). Fueron acribillados a balazos y se acusa como a uno de sus secuestradores, al integrante de la Concentración Nacional Universitaria (CNU), el nazi Nicolás Caffarello, que en la secundaria compartió aula con Nario y que se dice lo entregó a este compañero, como Judas, marcándolo con un beso.