militantes del peronismo revolucionario uno por uno

PINTO, Alberto.

Docente de Río Cuarto, provincia de Córdoba. Participó del Peronismo de Base (PB) provincial. Luchó contra las dictaduras militares que se sucedieron entre 1966 y 1973.  Alberto fue secuestrado el 21 de abril de 1977. Fue legalizado el 25 de julio del mismo año cuando fue puesto a disposición del PEN por decreto Nº 2223. Prisionero político en Río IV, Córdoba y La Plata. Precisamente en ésta última cárcel fue asesinado por personal penitenciario en los calabozos de castigo, en 1979. Alberto padecía de epilépticia crónica desde los 17 años, con crisis convulsivas prácticamente diarias, estando en riguroso tratamiento médico y psiquiátrico al momento de su detención. Tenía serias dificultades motrices. Se desplazaba con dificultad y por ejemplo, cuando comía rara vez el tenedor iba directamente a su boca. Tenía dificultades para hablar correctamente y era común ver que de su boca cayera saliva. Después de las palizas que recibía en prisión, Alberto no controlaba esfínteres; los guardias venían a diario y le tiraban agua fría y limpiaban la celda con Alberto adentro. Fue asesinado a trompadas y patadas por sus carceleros, molestos y descolocados con sus ataques de epilepsia constantes. El primer responsable de la muerte de Alberto Pinto es el prefecto David Dupuy director del Penal y orquestador del trato inhumano y degradante que terminó con la muerte de Alberto. Los guardias que lo golpearon fueron Ramón Fernández (El Manchado), Catalino Morel y Raúl Ceferino Videla; y es probable que Raúl Rebaynera (El Nazi) fuese otro de los torturadores. Los cuatro médicos del penal, nunca se dieron por enterados sobre la situación que padecía Alberto Pinto ni hicieron nada paro evitar su martirio. Son ellos los doctores Jesús Lorenzo Herrera, Raúl Oscar Ferrer, Enrique Leandro Corsi y Carlos Domingo Jurio.