militantes del peronismo revolucionario uno por uno

PONCE, Ana María.

“Loli”. “Any”. Nacida en San Luis el 10 de junio de 1952. Siendo la mayor de tres hermanos, se crió en un hogar politizado, con un abuelo fundador del Partido Laborista, un padre que sería intendente de la capital de su provincia y una madre docente universitaria. Egresada de la Escuela Normal de San Luis con medalla de oro de su promoción, ingresa en el Profesorado de Historia y Literatura en la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de La Plata, para estudiar Historia y Ciencias Políticas.   Comenzó su accionar político-estudiantil en la Federación Universitaria de la Revolución Nacional (FURN) y en la Juventud Peronista platense. En la FURN conocerá a quien será su marido –se casan en 1974- , Godoberto Luis Fernández y padre de su único hijo, Luis Andrés (El Piri); también a Néstor Kirchner que la quería mucho. Luego con las fusiones, será militante de Juventud Universitaria Peronista (JUP) y Montoneros, siempre en La Plata. Debido a un atentado que sufre su marido se mudan a Capital Federal. El 11 de enero de 1977 su esposo es detenido-desaparecido por fuerzas del Ejército (Se puede consultar su registro). Seis meses después, ella también es secuestrada por un grupo de tareas de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) en el Jardín Zoológico, el 18 de julio de 1977, a donde había concurrido con su hijo Andrés, para festejarle el cumpleaños. La acusaban de atentar contra un marino. La asesinaron un lunes de carnaval de 1978, electrocutándola en “El Dorado” donde funcionaba la Sala de Inteligencia de los represores. En ese ámbito macabro de cautiverio clandestino, “Loli”, escribía poemas a escondidas, que dejó intuyendo su fin, a Graciela Daleo. Uno de los poemas fue rescatado por Juan Gelman, quien, con el título de “Reinas”, lo publica en nota de contratapa de “Página 12” del 18 de diciembre de 1997. Cabe acotar que en la ciudad de Villa Mercedes, San Luis por ordenanza Nº 1362-o, del 20 de agosto de 2002, hay una calle con el nombre de Ana María Ponce. Ella fue hermosa y solidaria durante toda su vida.