militantes del peronismo revolucionario uno por uno

PRADO, Sergio Guillermo.

“Flaco”. “Fernando”. Nacido el 19 de noviembre de 1952. Estudiante de Medicina en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Peronista, oficial montonero. 23 años. Caído en combate en Gregorio de Laferrére, partido de La Matanza, provincia de Buenos Aires, el 16 de enero de 1976, cuando el pelotón que dirigía ubicado sobre la ruta 3, plantaba clavos miguelitos, quemaba colectivos y volanteaba contra la represión desplegada por el gobierno títere de Isabel ya en manos militares. Sorprendido por un móvil policial, fue herido y rematado en el suelo. En la misma acción cayeron combatiendo el aspirante Carlos López y el soldado Luis Varas, del Ejército Montonero. Sergio Guillermo Prado había saltado a la consideración pública, cuatro años antes (octubre de 1972), cuando el dictador Lanusse fue a su provincia natal, Misiones, haciendo publicidad y “rostro” para promocionar su gobierno de facto ya en desbandada. Pero no contó con la audacia de este joven que se acercó al primer mandatario burlando la custodia (15 “monos” de civil armados) para gritarle casi al oído “¡Abajo la dictadura!” a riesgo de ir preso o algo peor. Para entonces era militante de Juventud Peronista y contaba con 19 años de edad. Lo detuvieron y le dijeron que estaba detenido “por atentado a la autoridad, lesiones y daño” y le inventaron una orden de captura previa por pintadas en la vía pública (como la que ilustra esta reseña con su figura), pese a que Lanusse le prometió públicamente que iba a poder retirarse tranquilo del lugar sin que nadie lo molestara “porque aquí en Argentina cualquiera puede expresar libremente su ideología”; falso como moneda de dos caras, el general…