militantes del peronismo revolucionario uno por uno

PRINGLES, Héctor Samuel.

“El Flaco”. Nacido el 17 de agosto de 1940, en Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza. Con 35 años, estaba casado y tenía 3 hijos Fue empleado estatal. Ingresó a trabajar en Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) el 29 de agosto de 1973 y fue dado de baja por “fallecimiento” un día después de su asesinato. Desde siempre fue un militante del campo nacional y popular en pos del logro de una patria justa, libre y soberana. Ya desde aquel lejano diciembre de 1964 cuando en La Matanza (provincia de Buenos Aires) se movilizó con sus compañeros para respaldar el regreso de Perón a la Argentina. La represión fue tan violenta como ocultada. Se sabe: el gobierno radical del Dr. Illia siguiendo instrucciones de los EE.UU. detuvo al Líder en Río de Janeiro y lo devolvió al exilio español: ante la complacencia de la burocracia sindical vandorista. Pringles se casó en 1966 con su compañera de militancia Norma Munarriz con quien estuvo unido hasta el fin de sus días. Y se fueron a vivir a Mendoza donde siguieron desplegando su solidaridad con los necesitados, trabajando y organizando poder a nivel barrial desde el Peronismo de Base (PB). El 22 de noviembre de 1975, a las 5 de la madrugada, los militares en ropa de fajina y con armas de combate cercan el barrio donde vivía en Godoy Cruz, destrozan la puerta de entrada a la vivienda y lo asesinan. Ese mismo día su cuerpo sin vida, fue hallado en las inmediaciones del Autódromo “Los Barrancos”.