militantes del peronismo revolucionario uno por uno

PANA, Francisco Víctor.

“Pancho” en el puerto. “Cacholo” en Avellaneda. Era del interior del país, de la zona del Litoral y se vino con sus padres a Buenos Aires para conseguir trabajo estable.Jugaba muy bien al fútbol y llegó a ser parte de la 5ª división de los rojos de Avellaneda. El 30 de junio de 1977 fue secuestrado-desaparecido este obrero portuario (25 años), en la misma Administración Nacional de Puertos, por dos tipos con uniforme de la Policía Federal. Era delegado de la Sección 6º de Puerto Nuevo y tuvo un rol destacado en las luchas llevadas adelante por la clase obrera con motivo del “Rodrigazo” a fines del año 1975. Así mismo tenía un intenso trabajo territorial en Villa Argentina, Avellaneda. Es que una tormenta cambió su vida para siempre, ya que el viento fue tan fuerte que derribó un muro en donde estaban apoyadas varias casitas de la villa, provocando incluso muertes entre los habitantes. Lo sucedido, movilizó a “Cacholo” y a unos jóvenes que se acercaron a ayudar y que eran parte de la Juventud Peronista de la zona. Francisco Víctor Pana no sólo se integró a ellos, sino que también se encuadró dentro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) luego fusionadas a Montoneros. Y en tal sentido fue uno de los animadores de la “Agrupación 8 de Octubre”, de ferroportuarios adherentes a Juventud Trabajadora Peronista (JTP). La Comisión de Familiares y Compañeros de los Trabajadores Detenidos-Desaparecidos del Puerto de Buenos Aires, le escribieron ya en 2004: “Querido Pancho, que tu lucha y la lucha de los 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos sea un ejemplo para las generaciones presentes y futuras”.