militantes del peronismo revolucionario uno por uno

PAZ, Pedro Leónides.

Este pibe peronista, soldado granadero conscripto  procedente del 3º escuadrón, de Santiago del Estero, perdió la vida en la Casa de Gobierno el 16 de junio de 1955 defendiendo al gobierno constitucional de Juan Domingo Perón, cuando los aviones gorilas de la Marina de Guerra bombardearon ese objetivo para asesinar al presidente. El general Perón rindió homenaje al otro día, frente a una formación del glorioso regimiento, a los 9 granaderos caídos en combate con estas palabras: “Acabo de comprobar que han asimilado la lección magistral de lealtad del Sargento Cabral. Desde ahora en adelante, en la formación de la tarde, habrá que agregar los nombres de los muertos en el combate: ¡Muertos en el campo del honor, vivos en nuestros corazones. Viva la Patria, Granaderos!” .