militantes del peronismo revolucionario uno por uno

PÉREZ BRANCATTO, Jorge Eduardo

“Bebe”. “Sama”. El 12 de mayo de 1979, estaba conjuntamente con Noemí Beitone, Jorge Sznaider, Mirta Silber de Pérez, Carlos Alberto Pérez y Hugo Armando Malozowski en el departamento de éste último situado en la calle Ecuador 318, departamento “C”, del barrio capitalino de Once. Los días viernes se reunían por ser integrantes de un taller literario que llevaba el nombre del fallecido y consagrado escritor Horacio Quiroga. Ese día y a ese lugar, llegaron un grupo de hombres armados y se llevaron a todos los presentes. Nunca más aparecieron con vida. Existe la absoluta certeza de que fueron llevados a Campo de Mayo, al Destacamento de Inteligencia 201 y que en la detención clandestina intervino la policía bonaerense a través de la Comisaría de Villa Lynch subordinada al ejército. Esto es tan así, que 33 años después la justicia llegó y cayó sobre dos comisarios retirados: Roberto Bustos y Jorge Bianchero que con 77 años a cuestas deberán cumplir una pena de 19 y 9 años respectivamente. Pérez Brancatto estudiaba el primer año del profesorado de Física y Química en el colegio Mariano Acosta  y era militante de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) en el mismo establecimiento educativo. Fue asesinado. Tenía 20 años. En el diario mexicano “El Día” del lunes 29 de septiembre de 1980 y bajo el título de “La dictadura militar argentina debe responder por crímenes contra la humanidad” el Movimiento Peronista Montonero (MPM) denuncia el secuestro de Pérez Brancatto.