militantes del peronismo revolucionario uno por uno

PUEBLA, Eduardo

38 años, casado y padre de dos hijos de 5 y 3 años, cuyos nombres son –toda una definición de principios- Juan Manuel y Facundo. Comenzó su militancia en 1984 como delegado del centro de estudiantes de su colegio secundario, el Industrial Güemes de Florida, partido de Vicente López. Integró la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) siendo designado Secretario de la Federación de Estudiantes Secundarios en 1986. En ese mismo año integró además la Mesa Nacional de la Juventud Peronista del Peronismo Revolucionario. A fines de la década del ’80 integró la delegación de Juventudes Políticas de Argentina contra la dictadura de Pinochet en Chile. En 1994, luego de diez años de militancia activa, Eduardo Puebla funda y preside la Asociación LLancai, una organización social sin fines de lucro destinada a los jóvenes. Entre otras actividades, allí se ofrecían programas de voluntariado social para el uso del tiempo libre en tareas comunitarias: reconstrucción de plazas, colegios, jardines y solidaridad con las provincias de Chaco y Santa Fe. En ese mismo año de 1994 fundó junto con otros compañeros la revista “Compromiso Social” de la cual fue director hasta diciembre de 2002 cuando dejó de salir.  En el año 1995, Puebla fue candidato a diputado provincial por el Partido Justicialista y al año siguiente integró el equipo de Pastoral Social trabajando en la mesa de San José Obrero de la diócesis de San Martín  con diversos sectores sociales. Con el compañero Alejandro Lencina fundó el “Instituto Memoria del Pueblo” dedicado a la resistencia política y las luchas sociales. En el año 2000 fundó el “Movimiento Patriótico 17 de Octubre” una agrupación a nivel nacional en la cual comenzó a gestarse lo que luego sería el Frente de Unidad Popular en el 2001. En el año 2002 participa en la fábrica recuperada IMPA de la fundación de las “Organizaciones Libres del Pueblo” (OLP) siendo un pilar de la misma. Falleció el 20 de enero de 2005 luego de haber sido intervenido quirúrgicamente en el Hospital Diego Thompson del Municipio de San Martín, provincia de Buenos Aires, a raíz de un problema de cálculos biliares que se complicaron inexplicablemente.