militantes del peronismo revolucionario uno por uno

PARDO, Marcelo Pablo.

“El Renguito”. “El Rengo Lito”. Militante de Juventud Peronista en el Barrio porteño de San Cristóbal. Montonero. Estudiaba Arquitectura en la Universidad de Buenos Aires (UBA). A la edad de 20 años es desaparecido por la reacción oligárquica. Fue el día 9 de noviembre de 1976, cuando lo secuestraron en avenida Asamblea 220, en un comercio de Parque Chacabuco. Fue visto con vida en el CCD ESMA antes de su asesinato. Era compañero de militancia de Guillermo Lucas Orfanó y estaba en pareja (y muy enamorado) con Nora Débora Friszman (ver su registro). Su compañero de militancia Víctor aporta lo siguiente:“Militábamos en la misma zona. Lo conocí en la épocamás dura de la represión, a finales del gobierno de Isabely principios de la dictadura.Había nacido con parálisis infantil y la renguera lo acompañó toda su corta vida. Eso no le impidió ser un militante destacado y siempre dispuesto a las tareas, por más peligrosas que resultasen. Recuerdo, tal vez como anécdota, que Lito hacía ostentación, magnificaba su renguera cuando la mano se “pudría”, cuando estaba rodeado, cuando había que salir de una “pinza”. “A un rengo no lo van a parar”, me decía. Y tenía razón, lo vi salir de las situaciones más difíciles. En una oportunidad, cuando estábamos haciendo una pintada en las paredes del barrio, apareció un auto particular y bajó un cana de civil que con su pistola apuntó y redujo a las dos compañeras que estaban pintando. Yo estaba de campana y haciéndome el rengo, me fuí acercando hasta el tipo, hasta que de un manotazo le saqué el arma, lo tiré al piso, nos subimos todos al auto del botón y rajamos. Se la debemos al ‘Rengo Lito’, quien tenía razón: ‘a un rengo no lo van a parar’”.