militantes del peronismo revolucionario uno por uno

SCACCHERI, JOSE ALBERTO 2

SCACCHERI, José Alberto.

“Esteban”. “Flaco”. Nació en La Plata, un 3 de marzo de 1951. Con su primera esposa (María Amelia Dadet) se casó en Bragado, provincia de Buenos Aires, el 16 de agosto de 1973 y a fines de 1975 se separaron. Tuvieron dos hijos: Juliana que hoy es arquitecta y Esteban, actualmente Concejal por el Frente para la Victoria en la misma Bragado, donde cumple funciones en la Secretaría de Empleo. El martes 20 de noviembre de 1973 cayó preso en La Pampa detenido por Policía Federal. Lo acusaban de prácticas de tiro en Telén (a unos 200 km. de Santa Rosa) junto a otros compañeros. Lo liberan el 28 de mismo mes. Era militante de Juventud Trabajadora Peronista –desde su puesto en SIAP la Sociedad Industrial de Aparatos de Precisión-  y Montoneros. Secuestrado-desaparecido el 18 de julio de 1977 en Lanús, provincia de Buenos Aires, a los 26 años, junto a su segunda esposa Stella Maris Dorado (ver su registro). Con ella tuvo una hija de nombre Laura Ernestina. Fueron vistos en el CCD “El Campito”, de la guarnición militar Campo de Mayo, antes de sus asesinatos. El secuestro tuvo ribetes inusuales: En la fecha del mes de Julio antes mencionada, por la mañana muy temprano, un grupo de hombres armados tomó posiciones en el barrio. Dejaron un Falcon estacionado y se instalaron a esperar adentro de una casa vecina, de la familia Cacace. A eso de las 10 de la mañana, salió Stella Maris aparentemente para hacer algunas compras. Los hombres armados la detuvieron y la introdujeron en el auto. La dejaron allí a pocos metros de su casa. Los vecinos comentaron que Stella Maris lloró toda la mañana. A las 4 de la tarde salió José Alberto a la calle y se dirigió hacia una de las esquinas. Allí lo encerraron armas en mano. Corrió hacia el lado opuesto y lo volvieron a encerrar. Lo detuvieron y lo metieron  en otro auto y se lo llevaron. Su militancia y sacrificio no pasaron desapercibidos en el tiempo. El 24 de marzo de 2012 en el Parque de la Memoria de Bragado se lo homenajeó y recordó dejándose grabada su imagen como uno de los 7 desaparecidos de esa ciudad.