militantes del peronismo revolucionario uno por uno

TATO, Norma.

“Mona”. “Nora”. “Chueca”. “Petisa”  Nacida en San Fernando, provincia de Buenos Aires, el 1º de diciembre de 1948. Era una mujer de nariz pequeña, ojos marrones y pelo castaño. Era maestra y trabajaba en el mismo empleo de su marido (Laboratorio Squibb. Sector Control de Calidad. Allí desarrolló militancia en JTP –Juventud Trabajadora Peronista-). Casada con Jorge Carlos Casariego, ambos militaban en Montoneros. Fueron secuestrados-desaparecidos en su domicilio, el 13 de abril de 1977 (ver registro de Casariego para más detalles). Norma, al momento de la privación ilegítima de su libertad contaba con un embarazo de 5 meses. Los verdugos la alimentaron hasta su alumbramiento y luego le robaron la criatura y la asesinaron en el CCD “El Campito” sito en Campo de Mayo. En febrero de 2007, Pablo Hernán Casariego Tato –hijo de la pareja- se reencontró con su verdadera identidad luego de hacerse un análisis voluntario de ADN. Es que, cuando había nacido en las circunstnacias antes comentadas, había sido apropiado ilegalmente por el médico del Hospital Militar de Campo de Mayo y represor, Norberto Bianco, quien luego se fugó al Paraguay con el regreso de la democracia. Este execrable sujeto fue extraditado en 1997 con su esposa y fueron juzgados por robo de menores y condenados (pero luego, lamentablemente, excarcelados).