militantes del peronismo revolucionario uno por uno

TERRERA, Laura Noemí.

Mendocina. Nació el 1º de junio de 1956. Maestra en una humilde escuela de Luján de Cuyo. Peronista y montonera. En plena represión su hermano le ofreció dinero para que se fuera del país, pero ella se negó rotundamente. El 24 de julio de 1977 tomó un colectivo de línea en San Juan, con su esposo Alfredo Mario Manrique y la hijita de ambos de nombre Rebeca Celina, nacida el 8 de noviembre de 1976. Los tres fueron secuestrados y desaparecidos, al llegar a Mendoza, por un grupo de tareas. En el año 2007, la beba, ya una joven sanjuanina de 30 años de edad, recuperó su identidad gracias a un correo electrónico enviado al Movimiento Ecuménico de Derechos Humanos (MEDH) que aportaba un nombre y un teléfono para iniciar la investigación, que permitió a la Abuelas de Plaza de Mayo dar con la nieta 87, hija de desaparecidos, la primera encontrada en esa provincia. El juez federal Walter Bento comprobó la identidad de Rebeca Celina Manrique Terrera, hasta ayer Silvina Carolina Guirldez, luego de citarla a realizarse una extracción de sangre para un análisis genético. El diario “Clarín” afirma que un integrante de la familia adoptiva de la chica vio la foto de una beba en una escena de la telenovela “Montecristo”, que se emitió durante 2006, en la que una joven busca a su hermana desaparecida; sospechó que podía tratarse de la misma niña que había llegado a su grupo 29 años atrás y llevó entonces el caso al MEDH.