militantes del peronismo revolucionario uno por uno

TESTA, María Ana Catalina

María Ana Catalina Testa de Alonso. Nacida en San Francisco, Córdoba, un 29 de mayo de 1942 (otro registro da su nacimiento como el 6 de junio de ese mismo año en Devoto, Córdoba). Cursó el secundario  en la escuela “Nicolás Avellaneda” de su ciudad natal, egresando en 1959 con el título de maestra normal. Licenciada en Psicología (psicopedagoga) en la Universidad Nacional de Córdoba. Madre de tres hijos, maestra. Gremialista en la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC). Integrante de Juventud Peronista, secuestrada-desaparecida junto a su esposo Severino Alonso (ver su registro) el 8 de enero de 1976, en Córdoba, (de su casa en Barrio Iponá), por la Triple A del lugar, que se escondía bajo el nombre de Comando Libertadores de América, dirigida por el general Luciano Benjamín Menéndez y el capitán Héctor Pedro Vergez (a) Vargas –uno de los jefes del Destacamento de Inteligencia 141 del Tercer Cuerpo de Ejército-, cuando imperaba el Estado de Sitio en todo el país y la provincia estaba intervenida por el brigadier Raúl Lacabanne, alineado políticamente detrás de López Rega. Vista en el CCD La Ribera antes de su asesinato. Tenía por entonces, 37 años y tres hijos. El Gringo, compañero de militancia de ella, recuerda que: “Ana empezó a tomar contacto con el Movimiento Villero Peronista que se organizaba en esa época. Se juntaban en la calle 9 de Julio, en el Sindicato de Empleadas Domésticas. Tuvo una larga militancia en el sindicato y en la cooperativa de los carreros, los que cirujeaban, los que juntaban basura y se llamaban Los Guanqueros. La cooperativa funcionaba en Villa Inés. También estaba relacionada con los docentes, porque ella los capacitaba. En la época de Obregón Cano en la provincia, tuvo un puesto en el área social”.