militantes del peronismo revolucionario uno por uno

TEYELDIN, Oscar Alberto.

“Lennon” por su parecido con el Beatle. Nacido el 6 de noviembre de 1957. Fue empleado en Niviko S.A. una firma de importación y exportación de Capital Federal. Militante de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) rama estudiantil montonera en el colegio Domingo Faustino Sarmiento de Capital Federal. Secuestrado-desaparecido el 5 de febrero de 1977 a la edad de 19 años. Ocurrió en Olleros entre las avenidas Corrientes y Forest, barrio de Chacarita. En su recomendable libro “Pibes. Memorias de la militancia estudiantil de los años 70”, Hernán López Echagüe lo recuerda de este modo: “Lennon, pantalón bombilla, cara flaca, huesuda, siempre daba la impresión de que tenía algún recuerdo o alguna palabra a medio caer. Lennon cadete, libre, buscavidas, amante fiel de Sui Generis, pibe de sueños escurridizos en una casa en primer piso por escalera del barrio del Once, quizá en la calle Loria o Urquiza, junto a su padre, peronista y porteño, ordenanza en el edificio Alas y tanguero de ley que se echaba a dormir con la radio Spica en el oído y amanecía de la misma manera”. El mismo López Echagüe cuenta que cierta vez tenían que hacer una pintada en el subte, en la estación Tribunales:  (“¡Qué pasa general que está lleno de gorilas el gobierno popular!. UES”). Teyeldin tenía que hacer de campana y avisar si surgía algún inconveniente. Para eso le dieron un sapito pequeño de lata, de esos que se hacen sonar apretándolos en cumpleaños y carnavales y que producen un chirrido agudo y constante, como si croaran. Y el inconveniente se produjo y Teyeldín deseperado porque no podía dar la alarma pactada ya que el sapito estaba metido adentro del bolsillo de las monedas de su pantalón bombilla ajustado y no lo podía sacar. Terminó a los gritos “¡Viene alguien, viene alguien!” generando un despelote mayúsculo. Su compañero Oscar Alberto González, “Chiche” (ver su registro) a cargo del operativo, lo recriminó seriamente, entre puteadas y risas del resto.