militantes del peronismo revolucionario uno por uno

TORTOSA, Ricardo Emilio.

Tenía 55 años. Había nacido en Rosario, provincia de Santa Fe, un 26 de agosto de 1919. Su cuerpo sin vida (disparo de arma de fuego en pleno rostro, tipo vendetta) apareció en la zona de Parque Camet de Mar del Plata junto al de su hijo Juan José. Eso fue el 10 de junio de 1975. Militaban en el peronismo a través de una Unidad Básica de la zona y tenían un puesto de flores próximo a la Catedral. Según una versión, sus asesinatos se debieron, a ser testigos días antes, del secuestro de la Lic. María del Carmen Maggi, decana de la Facultad de Humanidades de la Universidad Católica Argentina (UCA) quien fue asesinada y su cuerpo dejado en inmediaciones de la Laguna de Mar Chiquita. Aunque en su asesinato también debe haber pesado en mayor medida, el hecho de su pasado político. Ricardo E. Tortosa había sido expulsado en su juventud de la Alianza Libertadora Nacionalista. A posteriori tanto él como su hijo se acercaron a la Tendencia Revolucionaria del Peronismo cultivando afecto y amistad con Julio Troxler. También fue partícipe en el mes de abril de 1973 –siempre en Mar del Plata- de la toma del Instituto Nacional de Epidemiologìa (INE) con el fin de apartar del mismo a su director, un personaje ligado a la dictadura y la derecha partidaria.