militantes del peronismo revolucionario uno por uno

TAJES, Ricardo Néstor.

“Dere”. “Derechini”. (Ver registro de Félix Eduardo Nuñez). En los años ’70, Tajes era el responsable, en Lomas de Zamora, de la Unidad Básica de Aspirantes (UBA) junto a “Chavela” Reinoso y Mario Bardi (ver sus registros). Unidad Básica “17 de Noviembre”, en calle Trébol entre Los Plátanos y El Paraíso que trabajaba muchas veces coordinada con la Unidad Básica “22 de Agosto” de la calle Pasco donde actuaba Héctor Lencina (ver su registro) y la Unidad Básica “Capuano Martínez” donde sobresalía el “Tano Bomba”. La intención era brindar elementos teóricos a los compañeros que entraban en “la orga”, con el fin de que elevaran su nivel de conciencia y se produjeran discusiones políticas beneficiosas para todos. Los amigos, lo recuerdan a “Derechini” como un gran compañero de ferreas convicciones y una absoluta entrega por la causa. El apodo que se había ganado era por algunos comentarios políticos no del todo felices que le valieron cargadas eternas. Se lo veía, siempre serio y reservado, a la vez que humilde y sensible. Tenía una práctica militar muy buena, lo que hacía que los compañeros siempre quisieran salir con él en los operativos. Y a veces por otras razones. Cuenta “El Turco” militante de la zona “Que por aquella época militaba en la UB 17 de Noviembre, ‘la Tato’ (Graciela Passalacqua. Ver su registro), una compañera que tenía mucho diálogo con mi Vieja. Ella, en una oportunidad, le comentó que estaba enamorada del ‘Dere’, pero no se animaba a decirlo, porque era su jefe político. Al mismo tiempo, ‘Dere’, que también tenía mucha confianza con mi mamá, le contó lo que sentía por ‘la Tato’ y su sensación de falta de respeto hacia ella si trataba de demostrarlo. El tiempo lo resolvió, porque se casaron y tuvieron una hija”. Y sigue diciendo: “Guardo en mi memoria la imagen del ‘Dere’, acercándose a mi casa, con sus zapatillas Pampero negras, sus jeans gastados, la camisa manga corta que siempre usaba y en invierno una camperita. Lo recuerdo a él, trabajando para el barrio, moviéndose, participando, porque creía firmemente en la construcción de una sociedad más justa. El ‘Dere’ y tantos otros más, tuvieron una actitud de entrega desinteresada, tanto cuando trabajaban elaborando los baldosones en la Municipalidad que luego llevaban al barrio, o en el armado de las plazas públicas, o en la organización de festivales barriales, festejos del Día del Niño o en la colonia de vacaciones”. Con 28 años de edad, fue secuestrado-desaparecido el 9 de diciembre de 1978 en Temperley, provincia de Buenos Aires. Fue visto con vida en el CCD El Olimpo antes de su asesinato. Como ex alumno de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad del Salvador, el sábado 26 de abril de 2014 se colocó en la misma, una baldosa con su nombre y la de otros compañeros de facultad caídos en la lucha por la liberación nacional y social de nuestra patria.