militantes del peronismo revolucionario uno por uno

TRIPODI, Daniel Adolfo.

Era de una población del sur de la provincia de Santa Fe, denominada Pavón Arriba.  Estudiante de Veterinaria en la Universidad Católica Argentina (UCA) de Santa Fe. Con unción, leía junto a compañeros de militancia los escritos del Líder que provenían de España. El “Petiso” Tripodi –santafesino- era un cuadro de Montoneros, responsable del ala sindical de dicha organización en Rosario; allí solía usar el nombre y apellido Juan Pablo Arnolt (a) Sergio. Fue asesinado por la dictadura militar, el 31 de diciembre de 1976. Los hechos acaecieron de este modo: Vivía en un pasaje ubicado en 24 de Septiembre entre Italia y España. Por la madrugada, ejército y policía rodean la casa y comienzan un principio de incendio con el fin de que sus ocupantes se rindan. Por el contrario, el “Petiso” se tirotea con los asaltantes, distrayéndolos con el fin de que su esposa y compañera -Miriam Nencioni- pueda escaparse por los fondos. Lamentablemente ella es detenida en el intento y también sigue desaparecida. El “Petiso”, corajudo, sale por la puerta de adelante y se abre paso a tiro limpio hasta que cae herido de muerte a una cuadra y media de ahí. Sus dos hijos de 3 y 4 años también se salvan porque sus padres los habían protegido en el baño de la casa asaltada. Sus amigos recuerdan cuando se tuvo que ir de la ciudad de Esperanza –donde fue preceptor de escuela- , por causa de la represión. Dice Edgardo: “Le hicimos la despedida en el verano, con un barril de cerveza y él en cuero. ‘Sacáte el pulóver’ le decíamos, porque era muy peludo el petiso”.