militantes del peronismo revolucionario uno por uno

TROXLER, Julio Tomás.

Nacido el 19 de noviembre de 1926 en Florida, Vicente López, provincia de Buenos Aires. A los 18 años ingresó a la escuela de policía bonaerense “Juan Vucetich”. En 1955, se retiró de la fuerza con el grado de Oficial Inspector. Se sumó a la Resistencia Peronista. En junio de 1956 fue actor de un hecho memorable, al escapar con vida de los fusilamientos en el basural de José León Suárez, ordenados por la dictadura apátrida de Rojas y Aramburu. Se exilió en Bolivia para continuar la lucha, estando encargado entre otros menesteres, de los enlaces necesarios para introducir explosivos en nuestro país. En 1958 integró el Consejo Coordinador y Supervisor del Peronismo designado por el propio Perón. Afincado en Mar del Plata, luego de la traición frondizista volvió a la resistencia siendo secuestrado, detenido y torturado en más de una oportunidad. Con el triunfo popular en las elecciones de marzo de 1973 fue designado subjefe de la Policía de Buenos Aires durante el gobierno del Dr. Oscar Bidegain, pero renunció en agosto del mismo año, luego de la “Masacre de Ezeiza” ocurrida el 20 de junio. Luego de una breve estadía en el diario “Noticias” como jefe de seguridad del mismo y en donde además colaboró con algunos artículos periodísticos, fue nominado sub director del Instituto de Estudios Criminalísticos de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UBA. En la mañana del 20 de septiembre de 1974 fue secuestrado por cuatro energúmenos de la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) en las inmediaciones de la facultad y asesinado a balazos, con las manos atadas a la espalda, junto a un paredón del ferrocarril Roca, en el Pasaje coronel Rico al 700, del Barrio de Barracas, cerca del mediodía. El destino de Julio se había decidido en una reunión de gabinete en la quinta presidencial de Olivos (gobierno de Isabel Martínez y José López Rega) cuando un proyector pasaba diapositivas de él y otros militantes, en tanto una voz en “off” los hacía culpables de todos los problemas que se les iban sumando a los gobernantes. El historiador y poeta, Fermín Chávez, escribió en memoria de Julio Troxler –horas después de su deceso- un sentido poema que termina así: “Tu nombre es Julio o Junio lo mismo da. Cuando te mataron sabían por que. Te maniataron para despenarte por una cosa que empieza con P”. Protagonista de su propia historia, quien quiera puede recordar la imagen y voz de Julio Troxler, en películas que recuperan la historia nacional y popular, como “Operación Masacre” de Jorge Cedrón y “Los Hijos de Fierro” de Fernando Solanas. Como imperecedero homenaje a su trayectoria, una calle de Villa Soldati en la actualidad, lleva su nombre. Además, en la ciudad de Villa Mercedes, San Luis por ordenanza Nº 1362-o, del 20 de agosto de 2002, hay una calle con su nombre. En la misma Mar del Plata, con la aprobación del Honorable Concejo Deliberante de General Pueyrredón, desde el 26 de septiembre de 2014, hay una placa en su memoria y la de otros compañeros con una estrella federal que dice así: “El buque 9 de Julio bombardeó tanques de depósito de YPF el 19-9-55. En homenaje a los Compañeros de la Resistencia Peronista ¡No nos han vencido!”.