militantes del peronismo revolucionario uno por uno

VALENTINUZZI, Norma Beatriz.

“María”. Nacida en Santa Fe capital, el 30 de octubre de 1950. Por la temprana muerte de su padre debido a un cáncer de pulmón, debió desde muy jovencita ayudar a su madre para la subsistencia familiar. Profesora de expresión corporal en el Liceo Municipal “Antonio Fuentes del Arco”. Sus conocidos y amigas la recuerdan como una persona “muy responsable, estudiaba mucho, se formaba, era coherente, divertida, muy deportista, capitana del equipo de vóley de Gimnasia Esgrima La Plata. Era muy sensible y tenía con sus hijas una dulzura increíble; ella no te daba lo que le sobraba, te daba lo que tenía”. Militante peronista y montonera. Resalta por su compromiso cotidiano, el convencimiento de sus ideales y de que el camino posible para triunfar era: organización, solidaridad, esfuerzo y compromiso en pos de una patria justa, libre y soberana; la patria socialista. Esposa de Horacio Domingo Maggio (ver su registro) con quien tuvo dos hijos: Juan Facundo y María. Secuestrada-desaparecida el 11 de septiembre de 1979 (día del Maestro) en Caseros, provincia de Buenos Aires, al poco tiempo de retornar al país para seguir la lucha contra la canalla militar a través de la contraofensiva partidaria. Se había ido del mismo para preservar la vida de sus hijos, pasando así por Brasil, Ecuador, México, Cuba y España. En Cuba, en la guardería quedaron sus hijos y a ellos los mandaba a la distancia grabaciones de audio con cuentos y canciones de María Elena Walsh. El cuerpo sin vida de Norma nunca fue recuperado. “Ahora con el juicio de la contraofensiva veo la posibilidad de que se haga justicia, me daría mucha tranquilidad saber que hicieron con mi vieja y dónde está su cuerpo”, asevera Juan Facundo, cantante y percusionista actualmente.