militantes del peronismo revolucionario uno por uno

VEGA, María Luz

19 años. Peronista montonera. Pareja de Miguel Ricardo Chiernajowsky (ver su registro). A las nueve de la noche del 18 de marzo de 1977 cayó en una emboscada de un grupo de tareas. Se la vio tirada en el piso después de ser atravesada por fuego cruzado. Ocurrió en la calle Santo Tomé entre Argerich y Avenida Nazca en el barrio porteño de Villa del Parque. Los vecinos cuentan que su cuerpo fue colocado en el baúl de un Ford Falcón partiendo con rumbo desconocido junto a sus verdugos. Sus compañeros del colegio secundario “Dámaso Centeno” escribieron en un obituario aparecido en “Página 12”, con motivo de un nuevo aniversario de su secuestro: “Tus compañeros y amigos jamás olvidaremos los hermosos días de campamentos del Grupo Andino, y los sueños que compartimos de un mundo más justo y solidario. Te recordaremos por siempre y seguiremos pidiendo Justicia para vos y los 30.000”.   Para ser exactos el colegio en cuestión lleva el nombre completo de “Instituto Social Militar Doctor Dámaso Centeno”, depende de las FF.AA. y se sitúa en el barrio porteño de Caballito. Estos compañeros del obituario -que no la olvidan-, seguramente como ella, no solo compartieron campamentos sino que también hicieron trabajos solidarios en barriadas pobres organizados en la Parroquia Santa Julia, que quedaba a pocas cuadras del colegio, en el cruce de Martínez y Alberdi. Ya con anterioridad los ex alumnos, en octubre de 2006, lograron hacer un homenaje adentro del propio establecimiento educativo para  todos sus compañeros secuestrados-desaparecidos y asesinados.  En aquella oportunidad, el acto terminó con música. Sonaron “Muchacha ojos de papel” de Almendra, “Presente” de Vox Dei y un clásico que no podía faltar a la cita: “Aprendizaje” de Sui Generis, donde Charly Carcía y Nito Mestre  acuñaron la frase en la que mostraban cómo aprendieron a “ser formal y cortés, cortándome el pelo una vez por mes”. Una exigencia que también marcó su paso como alumnos del Dámaso Centeno en una década convulsionada por los cambios culturales, políticos y sociales.