militantes del peronismo revolucionario uno por uno

 

VILLAFLOR, Aníbal Clemente.

Nació el 22 de mayo de 1905. Dicen que venía del anarquismo. Fue obrero del Vidrio en la fábrica Papini, de la Carne en el frigorífico La Negra, Metalúrgico en Tyssen y en Siam y de los lavaderos de Lana y Cueros en Lanera Argentina, donde fue delegado gremial y dirigente sindical. El 17 de Octubre de 1945, nada menos, se entrevistó al mediodía con el presidente Edelmiro Farrell en la Casa Rosada y con el arrestado coronel Juan Domingo Perón en el Hospital Militar por la tarde. Electo gobernador de la provincia de Buenos Aires en 1946, el coronel Domingo Mercante, lo nombró intendente de Avellaneda. Duró 10 meses en el cargo porque fiel a sus principios de clase, se puso al frente de una manifestación de los empleados Municipales de Avellaneda en pos de mejoras en su trabajo. De sus cuatro hijos, dos fueron secuestrados y desaparecidos por la última dictadura cívica-militar que asoló nuestra patria (Raimundo Aníbal y Josefina. Ver sus respectivos registros). Desde el 11 de octubre de 2014 en Avellaneda hay una plaza con su nombre (calles Rosetti y Giufra), como reconocimiento a su irrestricta defensa de los intereses populares desde las filas de la Resistencia Peronista. En la foto que ilustra esta reseña se lo ve de pie, con las manos en los bolsillos, junto a su mujer, posiblemente en un día de censo nacional o provincial.