militantes del peronismo revolucionario uno por uno

VÁZQUEZ, Héctor

“Puchi”. “Indio”. Militante de Juventud Peronista en los barrios porteños de Pompeya y Villa Soldati. Fotógrafo del diario montonero “Noticias” y de la revista de J.P. “El Descamisado”. Fallecido en abril de 2021. Ernesto Jauretche lo recuerda así: “Viva por siempre el fotoperiodista peronista llamado popularmente ‘Puchi’, por militante, interventor activo en la imaginería visual de la verdad y la libertad y por perspicaz intérprete de la realidad. Imposible pasar por alto aquella, su foto de la Plaza de Mayo solitaria la noche del 24 de marzo, que fue en el instante un lúcido presagio del desamparo y la tragedia en ciernes; obra imperecedera, consciente y representativa del artista jugado, valeroso compañero. En su honor me voltié un tubo completo de malbec, devoré un grasiento bife ancho de costilla de vaca y acompañé con lechuga bien condimentada y mucho pan blanco, de trigo; nada de naturismos ni esas pendejadas, como le hubiera gustado. Me parece la mejor manera de tenerlo presente, asador exquisito y cordial servidor de deliciosos platos atrevidos en el rancho ordenado de artesanías preciosas. Tenemos una memoria selecta, íntegra, gastronómica y peronista. Solo mueren los que se olvidan; ‘Puchi’ es un sabor peronista inolvidable. Querido ‘Puchi’, ya nos veremos en el quincho celestial, junto a una parrilla llena de amor, achuras y solidaridad popular”. Osvaldo Jauretche, hermano de Ernesto aporta lo suyo en la remembranza: “Difícil olvidar nuestro primer encuentro. Los compañeros habían tomado un barrio recién construido para nuestra gente. Para celebrar cayeron con un asado, lujito de pobres. Pero el asunto es que era un barrio policial. Los sánguches de vacío los comimos cuerpo a tierra, a cada tanto chiflabn los tiros por sobre nuestras cabezas… Quedamos hermanados de sangre peronista. Lo traje conmigo a ‘El Descamisado’, cuando organizábamos el equipo fotográfico. A poco demostró  una intuición notable, el novicio superaba a los veteranos muchas veces (…) Trabajó también para ‘Noticias’ y otras publicaciones compañeras. Siempre yendo al frente, sin titubeos. Un soldado de la patria. Hoy celebrábamos entre compañeros amigos comunes su vida, y nuestra suerte de haberlo tenido tan cercano, tan honesto, tan generoso, tan optimista, tan … peronista. Porque esta era su mejor definición. Abría su casa para los compañeros, y el cierre era inevitablemente con la Marchita. Me decía un amigo común que lo recordará siempre con aromas a asado y color de vino. Tenidas memorables. Don Atahualpa Yupanqui decía que un amigo es uno en otra piel. Me siento hoy despellejado. Si un gran amigo es también un compañerazo, se irá, pero sin olvido”. Ricardo Grassi en su libro “El Descamisado. Periodismo sin aliento” también lo recuerda  al “Indio” Vázquez y cuenta como Héctor pudo guardar y esconder todo el material fotográfico de su producción en plena dictadura militar, gracias a la solidaridad de otros compañeros.