militantes del peronismo revolucionario uno por uno

VARGAS, DORA ELENA 1

VARGAS, Dora Elena.

“Josefina”. “Cristina”. “La Negra”. Nacida el 20 de mayo de 1953 en Saladas, provincia de Corrientes. Hermana de Juan Ramón Vargas (ver su registro). Estudió en la escuela primaria N° 65 “José Eusebio Gómez” y su secundario lo cursó en la Escuela Normal Mixta “Dr. Mariano I. Loza”. En su juventud fue catequista en la Capilla de la Buena Esperanza. Deportista, practicó volley y básquet; también gustaba del canto y en cualquier lugar, peña o reunión social, se anotaba para cantar. Empezó a interesarse por la política, fue en busca del Hombre Nuevo, de que la justicia social fuera realidad en la faz de la Tierra. Militante de Juventud Universitaria Peronista (JUP)  en la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y montonera. Perseguida en su provincia, se viene a trabajar y continuar sus estudios de Veterinaria a esta Capital. Secuestrada-desaparecida en San Francisco Solano, provincia de Buenos Aires cuando hacía que esperaba el colectivo, en una cita. Tenía 24 años y  un embarazo de 3 meses. Ocurrió el 12 de noviembre de 1977. Su compañero y padre de la criatura, Juan Carlos Sofía que perteneció a UES Zona Sur del Gran Buenos Aires y Montoneros, sobrevivió al genocidio. Y hasta hace poco seguía en la militancia a través del Frente para la Victoria peronista. Él la preserva en su memoria y la rememora como un ser querido muy dulce pero de carácter fuerte. Su hermana Olimpia Vargas, además compañera de militancia, la recuerda así: “Fue sumamente solidaria; sentía un profundo compromiso por cambiar la realidad de su ciudad y de su país, tenía muchos sueños, como tantos jóvenes soñaba con una sociedad más justa, un país grande que mereciera ser habitado”.