militantes del peronismo revolucionario uno por uno

VÁZQUEZ, Guillermina Silvia.

30 años. Pareja de Mario Rubén Arrosagaray, “Tato”. Como él, militante de Montoneros. Trabajaba en la empresa de los Servicios Eléctricos del Gran Buenos Aires (SEGBA). Afiliada a Luz y Fuerza, delegada gremial. Profundamente católica. Secuestrada-desaparecida en Ezpeleta, provincia de Buenos Aires, el 17 de febrero de 1977, cuando la patota militar cayó a su casa. En la misma acción pudo escapar luego de un tiroteo, “Tato” Arrosagaray. (Ver su registro).