militantes del peronismo revolucionario uno por uno

BERRA, Marta

Era una chica de familia peronista, dirigente del gremio de la Carne, que estudiaba en la Universidad Tecnológica y militaba en la Juventud Universitaria Peronista (JUP). Su compañero, Orlando Oviedo, de Juventud Peronista (JP), trabajaba en Rosario y fue secuestrado el 7 de septiembre de 1976 junto a Marta y luego asesinado; sus manos fueron cortadas y enviadas a La Plata para su identificación definitiva, después se robaron su cuerpo. Al momento del secuestro, Marta estaba embarazada de seis meses, lo que no fue impedimento para que fuera brutalmente torturada en la seccional 1° de la policía de Santa Fe. Para noviembre del mismo año la “legalizaron” en la cárcel de Devoto, en la Capital Federal. Para su parto la llevaron a la Maternidad Sardá con custodia del Ejército y maniatada. Los médicos de ahí se opusieron terminantemente a que ella y otras chicas estuviesen engrilladas o esposadas en tanto dieran a luz, lo que llevó inclusive a que a veces hubiese agresiones físicas de los milicos a los facultativos; pero estos no se dejaron amedrentar y fueron dignos con su profesión y solidarios con las presas, aún a riesgo de sus propias vidas. Así Marta, lo tuvo a su hijo Sebastián y pudo sobrevivir a la dictadura militar y obtener su libertad con la democracia. El padre de Marta, peronista histórico, delegado de una industria química en la zona de Zárate, provincia de Buenos Aires, también fue secuestrado-desaparecido por el brazo armado de la oligarquía argentina.