militantes del peronismo revolucionario uno por uno

BOGARÍN, Francisco Javier

 

Bresanovich su apellido materno. Nacido el 11 de octubre de 1945 en Clorinda, Pilcomayo, Formosa. Todos le decían “Pancho”. Casado. Peronista. Aspirante montonero. Primero había sido apresado un 19 de noviembre de 1975 para luego ser liberado. Más tarde, secuestrado el 12 de septiembre de 1976, en calles La Rioja y 12 de Octubre de la ciudad de Clorinda. Visto en la comisaría del lugar antes de su asesinato. En un cautiverio que padeció anterior al que le llevara la vida, escribió: “Que no lloren mis amigos, porque nunca podrán lograr las cadenas ni las jaulas, aprisionarles las alas a las ideas y al canto. Porque no lloran los santos ni en los infiernos se reza; aunque ruede mi cabeza, mis coplas me irán nombrando. Que no lloren mis amigos, no desperdicien su llanto; ahoguen sus penas en canto desparramando los cielos. Que unan sus cantos quiero, en un grito temerario; al reclamo milenario ¡¡la libertad de los pueblos!!”. El ex conscripto Jorge Juan Carlos Ayala testimonió ante un juez federal en abril de 2012, que una mañana de mayo de 1977, mientras cumplía una tarea enmarcada en su servicio militar obligatorio, vio como un grupo de entre diez y doce personas con los ojos vendados y las manos atadas, fue conducido por soldados del ejército hacia lo profundo del monte, en las afueras de la ciudad formoseña de Clorinda, y nunca más los vio regresar. Averiguó y le dijeron que los habían asesinado. “Pancho” Bogarín, a quien reconoció al pasar, estaba entre esos desafortunados.