militantes del peronismo revolucionario uno por uno

BOTTARINI, Silvia Susana

 

“Sonrisa”. Nació el 10 de enero de 1947 en el seno de un hogar de trabajadores en Haedo, provincia de Buenos Aires. Se recibió de Maestra Normal, terminado su secundario, en 1964. Su militancia comenzó en la Juventud Peronista de un barrio periférico de Ituzaingó (El Ranchito. Escuela Nº 104 ubicada en la Villa Carlos Gardel), desarrollando tarea social y política, donde también ayudaba a alfabetizar. Oficial montonera responsable de  Juventud Trabajadora Peronista (JTP) Docentes en Zona Oeste ya que era maestra de escuela y delegada gremial de lo que luego será CTERA. Ocurrió un 30 de marzo de 1978: el comando de Ejército de la Zona 1 a través de un comunicado, informa que cerca de la estación Ramos Mejía del ferrocarril Sarmiento, una patrulla militar detiene en Avenida Rivadavia un automóvil con una pareja de Montoneros que se resiste. El hombre cae abatido y ella es tomada prisionera, pero logra ingerir la pastilla de cianuro que tenía escondida y fallece. Erróneamente dicen que se llama Silvia S. Bartorini. Él: Salvador E. Diecidué (ver su registro). Ambos vivían en Morón provincia de Buenos Aires y por lo que se pudo saber, las fuerzas represivas habían intentado secuestrarlos  unos días antes, el 23 de marzo de 1978, pero estos compañeros no dejaron que los agarraran con vida y de ahí luego la necesidad de “blanquearlos” a través del parte militar, antes citado. Donde cayeron ambos, hay hoy una baldosa con sus nombres colocada por el Movimiento Evita de la zona.