militantes del peronismo revolucionario uno por uno

BRACCO, Raúl Aristóbulo

Le decían “La Madre” por ser solidario, siempre dispuesto a servir, apoyar y contener a sus compañeros; porque en una palabra, los protegía siempre. Y es con ese seudónimo que se lo recuerda hasta el día de hoy. Nació un 24 de enero de 1945 en Baradero, provincia de Buenos Aires. Era hijo único de un matrimonio bastante mayor. Tenía una malformación en uno de sus brazos, la mano pequeña, con dedos mal desarrollados, por lo que sufrió numerosas operaciones. Excelente alumno, su nota más baja en cinco años de bachillerato, fue un 7 (siete) en dibujo. Ingresó a la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Litoral en 1963, cursando hasta 1968. Fue parte del Ateneo y aportó su entusiasmo y decisión en varios conflictos. Se enamoró profundamente de Susana Medina (ver su registro). Raúl siguió el mismo camino que sus compañeros del Ateneo: la progresiva politización mediante charlas, lecturas, debates, acciones, opción por lo pobres, adhesión al peronismo en el marco de proscripción política y dictadura que padecía nuestro pueblo. La discusión sobre esta realidad lo llevó a la adopción de la lucha armada como método para derrotar a la oligarquía y el imperialismo. Fue militante montonero. Lo matan en Córdoba, durante un allanamiento. Ocurrió el 31 de mayo de 1972 cuando las fuerzas represivas asaltaron la casa sita en Achával Rodríguez 2054, del Barrio Alto Alberdi.