militantes del peronismo revolucionario uno por uno

BRUNO, Marcos Pedro

Nació en Avellaneda. Tuvo 5 hijos. En el año 1973 se mudó al barrio Libertad de Florencio Varela, provincia de Buenos Aires. Aproximadamente a las dos y media de la mañana del 11 de febrero de 1977 fue secuestrado en su domicilio por 8 personas fuertemente armadas que le pegaron y lo obligaron a cavar como si estuvieran buscando algo. Luego trajeron a otro detenido encapuchado que cuando lo vio a Bruno movió la cabeza afirmando... Ahí entonces se lo llevaron y nunca más se supo de él. Antes de irse esposado, alcanzó a decirle a su hijo mayor: “Pelusita, cuidá bien a tus hermanos”, como sabiendo que no iba a volver nunca más. Sereno en una fábrica, tiempo antes había sido despedido de la misma y le estaba haciendo un juicio por esa razón a la empresa. Marcos, apasionado de la política, era militante peronista y como tal se reunía con sus compañeros en un local partidario de la zona a buen recaudo de miradas indiscretas. También participaba en las asambleas que por razones comunales se desarrollaban en la Municipalidad de Florencio Varela denunciando las corruptelas de los funcionarios venales.