militantes del peronismo revolucionario uno por uno

BEIGBEDER, Diego Jacinto Fernando.

 

 Nunca pudo escapar al sobrenombre de “Turco”, por sus inmensos bigotes y el pelo crespo y renegrido que lo caracterizaba. Para el colegio secundario fue el Colegio 17 “Primera Junta” de Capital Federal. Uno de los responsables de Juventud Peronista en las circunscripciones 8ª, 9ª y 10ª de la ciudad de Buenos Aires. La placita de México y Saavedra los vio juntarse como agrupación y desde allí con esfuerzo y dedicación llegaron para cubrir todas las necesidades insatisfechas de los vecinos. Un compañero de militancia peronista, “El Sueco” lo recuerda así: “Una noche de 1976, en Jujuy y San Juan me citó porque tenía algo muy importante para decirme. En realidad fueron dos cosas. La primera fue que me habían promovido a otra estructura de la organización y que por lo tanto no militaría más en San Cristóbal. La segunda, ya más distendidos, fue una confesión de amor, hacia una compañera a la que había querido en silencio durante años. Así era el Turco. De los que no perdían la ternura jamás”. Beigbeder, con 24 años, fue secuestrado-desaparecido el 2 de diciembre de 1976 del domicilio sito en Lavalle2262, 4º piso, barrio de Balvanera, Capital Federal. Resistió a patadas y trompadas su secuestro y ya en cautiverio en la ESMA, no entregó absolutamente a nadie.