militantes del peronismo revolucionario uno por uno

BARRENA GUZMÁN, Guillermo.

 

Platense de nacimiento. El capitán del ejército argentino Guillermo Barrena Guzmán fue miembro del Estado Mayor  de la revolución fallida del general Juan José Valle en 1956, cuando trataron de desalojar de la primera magistratura al gobierno sanguinario (y de facto) del binomio conformado por Aramburu-Rojas. Pese al fracaso de la intentona, Barrena Guzmán logró salvar su vida y refugiarse en Chile donde se sumó al grupo de exiliados peronistas existente. Perón en carta (21/3/57) dirigida a John W. Cooke poco tiempo después de la fuga de éste de la cárcel austral de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz, le indica que le enviará instrucciones y comentarios a través de un mensajero que será precisamente Barrena Guzmán. Guillermo, de regreso a la patria se sumará activamente a la Central de Operaciones de la Resistencia (COR) teniendo la jefatura compartida en Capital Federal. Militante peronista, supo ser funcionario del gobierno sanjuanino, provincia a la que llegó por un proyecto minero y nunca más se fue, desarrollando funciones ejecutivas en Gas del Estado provincial entre 1973 y 1976. Asi mismo fue Director de Turismo imprimiendo un fuerte impulso a la actividad (Difusión de las bellezas de Ischigualasto, puesta en marcha de la Fiesta del Sol, etc.). También descolló como periodista en “Tribuna de la Tarde” y como conductor de programas radiales de mucho éxito. El Centro de Convenciones de San Juan, actualmente lleva su nombre. En 1987 triunfó en las elecciones que lo conviertieron en ser el primer candidato de raigambre peronista en ganar la intendencia de San Juan Capital. Murió en los primeros días del año 1991.