militantes del peronismo revolucionario uno por uno

ERBETTA, Victorio José Ramón

 

Padre de cuatro hijos. Militante de Juventud Universitaria Peronista (JUP) y Montoneros. “Coco” Erbetta era estudiante en la Universidad de Paraná, Entre Ríos, becado por el Arzobispo de la zona. Militante de la Acción Católica, catequista y miembro del Movimiento de Juventudes Católicas. Estaba en 5° año de Ingeniería en la UCA y era el presidente del centro de estudiantes. Fue arrestado por policías armados de civil el 16 de agosto de 1976 en esa casa de altos estudios. Murió en la tortura cuando le falló el corazón. (Ver este mismo relato más adelante). Los militares dieron un falso informe diciendo que nada sabían de él, que se había fugado.... A raíz de su muerte, un amigo de la familia, el sacerdote Julio Metz decidió dejar de prestar servicios como Capellán del Ejército. Erbetta había nacido en Goya (Corrientes) el 10 de agosto de 1949. Actualmente (abril 2010) por el secuestro de “Coco” Erbetta ha sido detenido el ex oficial de la Policía Federal y ex personal civil de Inteligencia Cosme Ignacio Demonte, pieza clave en la ejecución del Terrorismo de Estado en Entre Ríos. Por el caso Erbetta, Demonte está acusado por “privación ilegítima de la libertad agravada por la especial calidad de funcionario público, en abuso de funciones, mediante el uso de violencias y amenazas; aplicación de severidades y apremios ilegales en calidad de coautor, que se enmarca dentro del tipo genérico de delitos de lesa humanidad de desaparición forzada de personas, previsto en la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas”. Aseverando esta información, En Paraná, bien entrado el regreso de la democracia, Luis Ricardo Silva, ex militante de la Acción Católica y de la Juventud Peronista de Gualeguaychú (Entre Ríos), atestiguó que momentos antes de ser secuestrado y “desaparecido” para siempre, Erbetta estuvo reunido con el arzobispo de Paraná y vicario general castrense, monseñor Adolfo Servando Tórtolo. Silva afirma que vio seguidamente a su compañero de militancia peronista “destrozado” por las torturas en el escuadrón de Comunicaciones de la II Brigada de Caballería de Paraná.