militantes del peronismo revolucionario uno por uno

ERNST, FRED MARIO 1

ERNST, Fred Mario

 

Nacido el 6 de noviembre de 1941 en la provincia de San Luis. “Fredy” era ingeniero químico –egresado de la Universidad Tecnológica Nacional santafesina y el principal dirigente montonero en la provincia de Santa Fe pese a su origen puntano. Fue uno de los fundadores de esta organización política-militar y debido a su ascetismo y compromiso con la causa y a lo parco que resultaba a veces en el trato –que no mellaba en nada su predicamento- fue conocido por sus compañeros como “El Mormón”. Dirigente universitario, fue un joven brillante que condujo la reconversión del Ateneo –una agrupación estudiantil- de sus posiciones católicas y conservadoras a una nueva, nacionalista, peronista y revolucionaria. Llegó a ser presidente de esa agrupación, que además pasó a ser la mayoritaria en la Universidad Nacional del Litoral a principios de la década del ’70. En esa época para que un compañero fuese orador en las asambleas debía tener promedios altos, de este modo se predicaba con el ejemplo; era el concepto que la agrupación sostenía de la política y la militancia frente al resto del estudiantado y ante toda la sociedad. “Fredy” tenía todas las características que distinguirían a los compañeros de aquella época y que perdurarían en él. A su cargo estaba también en Santa Fe, la jefatura militar montonera. Cayó preso en 1970 y salió en 1971. Se le encomienda la organización de Montoneros en Rosario, pero luego de la ejecución del general Sánchez por un comando conjunto de las FAR y ERP, allanan la casa donde vivía, lo detienen y recién recobra su libertad en mayo de 1973 con la amnistía de ese año. Vuelve a la militancia y a la lucha. Con el cargo de Oficial primero en su organización fue detenido en Córdoba el 18 de julio1975 en calle Rincón y 25 de Mayo, Barrio General Paz y anotado como Humberto Aníbal Bremen en la seccional policial 6ª de esa capital. Lo habían visto en la calle, lo persiguieron, lo hirieron y lo capturaron. Al día siguiente -19 de julio de ese mismo año- sus restos aparecieron en la localidad cordobesa de Río Ceballos. Había sido torturado y asesinado por miembros de la División de Informaciones de la Policía de esa Provincia. Los trece pelotones montoneros que protagonizaron más tarde la “Operación Primicia” (asalto al Regimiento Infantería de Monte –RIM 29- en Formosa, el 5 de octubre de 1975), integraron la Sección de Combate “Fred Mario Ernst” en homenaje a este compañero que había perdido la vida asesinado. La muerte de Ernst (29 años) fue anunciada confusamente por el Ejército mucho más tarde (17-8-76), aunque mencionado como “Guillermo Hertes” y con el alías de “Fernando Miliki”; (ver reseña de Guillermo José Ernst). Cabe acotar que en la ciudad de Villa Mercedes, San Luis por ordenanza Nº 1362-o, del 20 de agosto de 2002, hay una calle con su nombre y en Santa Fe se hizo un acto en su homenaje, en la placita del monumento a Evita, frente a la cancha. Roberto, compañero de militancia, hace un esbozo de su vida: “Era un tipo muy inteligente, muy capaz, brillante. Por sus condiciones de conductor era el presidente del Ateneo. Incluso encabezó los movimientos por la “educación libre” que defendía la Iglesia católica. Empieza a revisar su posición política a partir de los años 1966/67, pasando de la política universitaria a plantear una opción política a favor de los pobres, la adhesión al peronismo y su debate sobre la revolución y la lucha armada. En ese tiempo tenía relación con el sector sindical peronista, el sindicato de madereros, también con los curas del Tercer Mundo y los grupos barriales. Se casó y se fue a vivir a un barrio, cerca del barrio La Lona, en una casita humilde. Allí se reunía con los viejos compañeros como Pirles, Haidar, Meneses. Tuvo dos hijos; Federico el mayor y luego a Guillermo. No era un buen orador, pero era muy suave para hablar, humilde, explicaba todo con mucha sencillez y convencía ‘hasta los huesos’, era un ejemplo de vida en todo: con su familia, sus hijos, sus vecinos. No imponía sus ideas, era capaz de hablar y convencer. Fue profesor adjunto de Termodinámica en la Facultad y además tenía una ladrillería (iba a pisar barro en patas), que era un emprendimiento de la Organización (en el que participaban otros compañeros) para recaudar fondos. Estuvo preso desde 1971, cuando fue detenido junto a René Oberlín; al intentar escapar fueron tiroteados y heridos, salvando sus vidas. Estuvo preso en Resistencia y en Rawson bastante tiempo, recuperando su libertad en mayo de 1973. Desde entonces se instaló en Córdoba. Tenía una casa en Río Ceballos donde se reunían los líderes de la organización”.