militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MIGUEL, Carlos Alberto.

Nacido el 5 de julio de 1944. Casado, dos hijos. Médico veterinario. Director del Departamento Central de Planificación de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), autor de las “Bases para una Nueva Universidad”. Fundador de la Federación Universitaria de la Revolución Nacional (FURN) y de Juventud Peronista de La Plata. Cuadro peronista y montonero. Dejado cesante a mediados de 1974. Secuestrado por la Triple A, el 8 de octubre de ese año conjuntamente con Rodolfo Achem, en la ciudad de las diagonales y trasladados en autos sin chapas patentes y a la vista de todos por la ruta hacia Capital Federal. Sobre el Acceso Sudoeste, a la altura del arroyo de Villa Domínico, en Avellaneda, ambos militantes fueron asesinados y sus cuerpos arrojados a un descampado; exactamente el mismo día que el Ministro de Educación, Oscar Ivanissevich, disponía la intervención de la UNLP y su cierre temporario. El mismo día que se cumplía un nuevo aniversario del nacimiento de Juan Domingo Perón y de la muerte de Ernesto “Che” Guevara. Al año siguiente, 1975, la Asociación de Trabajadores de la Universidad Nacional de la Plata (ATULP) en medio de una represión generalizada, valientemente recordó tanta barbarie con un paro y homenaje en el lugar de trabajo y colocación de una placa recordatoria en el cementerio local. Hablaron representantes de dicho gremio, de la Juventud Universitaria Peronista (JUP), y del Partido (Peronista) Auténtico. Ya en democracia, en 1994, con motivo de un nuevo aniversario del asesinato de ambos, amigos y compañeros suyos descubrieron una placa en el rectorado de esa alta casa de estudios: “A veinte años de sus secuestros y asesinatos, viven en la memoria de sus compañeros de lucha y militancia”. Era un reconocimiento justo y necesario a quienes ya en los primeros años de la década del ’60 iniciaron conjuntamente con un reducido grupo de estudiantes, docentes y no-docentes la lucha contra la colonización cultural y a favor de la presencia activa de lo nacional y popular en el ámbito universitario; un  reducto liberal que con horror empezó a escuchar en la palabra de estos compañeros la reivindicación permanente de la obra de Perón y Evita, traducida en consignas tales como “No habrá Universidad liberada en un país colonizado”. Además, por ordenanza N° 9794/04 del Concejo Deliberante de la Municipalidad de La Plata, desde el año 2004, la calle 48 entre 6 y 7 lleva el nombre “Rodolfo Achem y Carlos Miguel”.