militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MIRANDA, Diego.

Nacido en La Plata el 9 de enero de 1940. Usaba el alias de “Esteban González”. Mítico cuadro de la primera Juventud Peronista, fundador de la J.P. en la ciudad que lo vio nacer, de origen obrero –maestro mayor de obras-  y alto nivel intelectual, que conoció la cárcel del Régimen –en el marco del Plan Conintes, 4 años detenido- por luchar sin concesiones por la vuelta de Perón y la democracia sin proscripciones en la Argentina. Llegó a tener 16 pedidos de captura en su haber. Fue ferozmente torturado en el Regimiento 7 de Infantería de La Plata. Su arresto motivó una pintada de sus compañeros para que lo liberen, pintada que cubrió todo el territorio nacional y que simplemente decía: “Libertad a Diego Miranda, compañero” (abril 1964). Había debutado como clandestino luego de colocar un “caño” en la puerta del elegante restaurante “Saboya” en 51 y 16 (La Plata) en tanto en un salón interior del mismo, un grupo de comandos civiles de la Libertadora celebraba un nuevo aniversario de la caída de Perón. Manuel Gallardo, otro hombre de la Resistencia Peronista, rememora: “Estaba preso con Diego Miranda y él se escapó porque había muerto un familiar; lo dejaron salir custodiado y la hermana, que era muy linda, entretuvo al guardia. Cuando salí nos juntamos en una plaza de Villa Elisa, nos miramos y dijimos ¿Qué hacemos? Volvamos a resistir…”. Luego de su paso por la J.P. y sin perder su identidad peronista fue uno de los fundadores junto a Haroldo Logiuruato (ver su registro) del grupo político-militar Dele-Dele. Carlos Flaskamp, otro militante de esa época explica el porqué de esa decisión: “Ellos no estaban de acuerdo en ese momento, de anunciar la definición peronista porque temían que por esa vía podíamos quedar atrapados en los manejos tácticos de Perón. Tenían mucha experiencia y sabían que Peron jugaba a veces una carta y a veces otra. También pensaban que era muy difícil de mantener la independencia política peronista si uno se asume como peronista. Ellos habían asumido el peronismo, en especial, La Resistencia y su historia, pero señalaban que lo primordial era actuar contra la dictadura. Por eso eran contrarios al etiquetamiento de los que se planteaban la liberación nacional y social. También estaban por el socialismo”. Más tarde, siempre con Logiurato, contituyen la Guerrilla del Ejército Libertador (GEL) a fines de los ’60. El mismo Flaskamp aclara: “Seguramente el nombre fue propuesto como integrante de algo más amplio, por eso Ejército Libertador. Nosotros como ellos, también estábamos de acuerdo con no darle identidad peronista, a pesar de que el debate con las FAL (Fuerzas Armadas de Liberación) nos había vuelto más peronistas que antes. Sin embargo, evaluamos que aún no era momento de definirnos como peronistas, cosa que sí se va a plantear más adelante”. Diego Miranda fue secuestrado en Capital Federal por un grupo paramilitar y para policial el 20 de agosto de 1975 y luego asesinado. Se entregó en su domicilio, a condición de que no se llevaran a su compañera.