militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MOLINA, Dardo Francisco.

“Gaucho”. Oriundo de Pampa Mayo, Simoca, provincia de Tucumán. Estaba casado con Josefina Chazarreta, hija del folclorista Andrés Chazarreta. Abogado egresado de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT). En 1950 fue elegido diputado provincial por primera vez en representación del Departamento Monteros. La foto que ilustra esta reseña data de 1951. En 1955 se desempeñó como secretario general de la UNT e interventor en la Facultad de Derecho. La caída de Perón en ese mismo año lo llevó a luchar en la Resistencia Peronista. Secuestrado-desaparecido en San Miguel de Tucumán, a la edad de 59 años, el 15 de diciembre de 1976. Molina, fue Presidente del Honorable Senado de Tucumán y vicegobernador de esa provincia durante la gestión de Amado Juri (1973-1976). El 7 de diciembre de 1976 se dictó el decreto N° 3197 por el cual se lo puso a disposición del PEN, pero según nota N° 443/78 del Ministerio del Interior, nunca fue detenido. Sin embargo su esposa informa que el 15 de diciembre de 1976, es decir ocho días después de firmado el decreto que ordena su detención, fue secuestrado por fuerzas de seguridad en su estudio jurídico y llevado con su propio automóvil. Fue visto torturado pero con vida antes de su asesinato en el CCD “Arsenal Miguel de Azcuénaga”. Por dicho motivo están acusados de su desaparición forzada, homicidio calificado y tortura seguida de muerte, los generales Bussi y Menéndez y el jefe de policía provincial para aquel entonces, el oficial de Ejército, Albino Zimmerman. Molina fue uno de los fundadores del PJ en Tucumán y ejerció como diputado y senador en esa provincia además de ser parte de la comitiva del vuelo charter que depositó nuevamente a Perón en Argentina; en aquella oportunidad lo hizo junto a otro tucumano luego asesinado por la dictadura: Ismael Salame (ver su registro) referente de la Juventud Peronista local. Sus responsabilidades de político y funcionario no le hicieron olvidar nunca a Molina, su origen popular: no era difícil que aún siendo vicegobernador se lo viera mateando en camiseta o tocando un bombo bagualero y siguiendo un disco de su cantante favorito, el “Chango” Nieto. El 11 de febrero de 2014 la Justicia confirmó que entre los restos oseos hallados en el denominado “Pozo de Vargas” (42 metros de profundidad), en Tucumán, estaban los suyos. Como siempre la identificación estuvo a cargo del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).