militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MOLINA, Rubén Mario.

“Buby”. Nació en Necochea el 15 de abril de 1951. Chico tímido y sociable con muchos amigos. Dulce y sensible según las chicas. En su adolescencia fundó el Club de Ciencias de Necochea debido a su afición por los fósiles y la paleontología. Afín a las manualidades con madera, su hija aún conserva la cuna que hizo su padre con sus propias manos. Estaba cumpliendo con su servicio militar obligatorio prorrogado. Ya se había recibido de Geólogo. Un grupo de tareas que arribó en tres automóviles Torino  y luego debió pedir refuerzos, lo atacó junto a su compañera Susana Inés Haristeguy (ver su registro). Ambos militaban en Montoneros. Ocurrió el 27 de enero de 1977, en una vivienda de la calle 35 y 11 de La Plata. La pareja resistió armada durante más de 3 horas. Al final, ella se tomó la pastilla y él sigue desparecido. Se dice que en el operativo participó el Director de Investigaciones de la Policía del General Camps, el tristemente celebre comisario Miguel Etchecolatz. Pasado el tiempo, Daniel Molina dice de su hermano: “Había militantes que tenían ese fuego interior, la ilusión los llevaba a militar con todo. Con ‘Buby’ tuvimos infinidad de charlas para que se alejara y se fuera a Brasil o a Europa, pero jamás lo aceptó, consideraba que irse era una traición a sus ideas y a sus compañeros; era muy consciente igual de los riesgos que corría”. Tenía 25 años.