militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MONTILLA, Nicolasa del Valle.

“Menena”; “La Gorda Menena”. Nicolasa del Valle Montilla de Salmón. Nació el 23 de diciembre de 1947 en Campamento Vespucio, General Mosconi, Salta, donde vivió toda su vida. Visitadora social en el Hospital Perón, conseguía colchones, frazadas, medicamentos para las personas más humildes, entre ellas, los aborígenes del lugar.  Militante de Juventud Peronista en la agrupación provincial “Dardo Cano”. En 1973 durante la gestión del gobernador Ragone se desempeñó en la órbita del Ministerio de Acción Social. Secuestrada a las tres de la madrugada y asesinada el 13 de marzo de 1976 en Entrada Balbuena, Tartagal, provincia de Salta a la edad de 27 años. Se la llevaron con su camisón blanco como única prenda, cargándola por la fuerza en el baúl de un Torino de color rojo, de su pequeña vivienda (avenida 20 de Febrero entre San Martín y España) que alquilaba frente a la estación del ferrocarril. Su cuerpo torturado, tenía 24 impactos de bala cuando fue recuperado en un camino vecinal. Su hermana Fanny nos dice: “¿Por qué la asesinaron de esa manera salvaje? Quería trabajar para ayudar a los más necesitados, tenía un corazón y una sensiblidad tan grande y si militaba dentro del Partido Peronista era justamente porque estaba convencida de que la política debía servir para ayudar a los más necesitados, no para servirse de ella”.