militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MONZANI, María Virginia.

“Quiti” Monzani, nació el 14 de julio de 1951 en el barrio porteño de Flores. Hizo su secundario en el Colegio Nuestra Señora de la Misericordia y luego la carrera de Asistente Social. Provenía de una familia férreamente antiperonista aunque con una importante preocupación por los temas sociales, de allí su inserción junto a la iglesia católica y la decisión de ir a misionar en el marco de los grupos juveniles del colegio marianista del barrio de Caballito. Cuenta su hermana María Inés, que a “Quiti” le tocó ir a la localidad de Río Chico en la provincia de Río Negro. Y que esa experiencia marcó su vida en más de un sentido: por un lado al conocer la pobreza cara a cara, lo que la marcó fuertemente desde un punto de vista político y su posterior militancia. Por otro, desde lo personal, ya que allí conoció a quien fuera su compañero, Carlos Andisco (ver su registro) que misionaba en Guandacol, provincia de La Rioja. Sigue diciendo su hermana: “Era sencilla. Para hablar, para gesticular y moverse, hacer chistes… Sin embargo tuvo una gran pretensión, un enorme deseo: hacer en la Argentina una sociedad más justa, con chicos que comieran, que se educaran, que tuvieran una infancia, una vida, un futuro. Esa fue su gran y única pretensión, y no fue para ella; fue para otros y no fue solo de ella: fueron muchas pequeñas voluntades sencillas que iban a su lado con el mismo objetivo. María Virginia y Carlos militaron en la Juventud Peronista de la Tendencia Revolucionaria en Morón, barrio Los Cardales. Allí realizaban tareas de ayuda escolar, construcción de veredas y refugios en paradas de colectivos y por supuesto, tarea política. El 31 de octubre de 1975 se casaron y fueron a vivir a un barrio humilde de Ituzaingo. Virginia trabajaba como administrativa en Ferrocarriles Argentinos en Retiro y Carlos como operario en una fábrica. El 31 de diciembre de 1976 nació su hijo Pablo. Poco pudo disfrutar la pareja de esa bendición: el 11 de febrero del ’77 fueron secuestrados por personal de Ejército y continúan desaparecidos. Fueron vistos con vida en la Comisaría de Cautelar antes de sus asesinatos. El 15-06-2007, Maria Virgina Monzani fue recordada junto a los otros 10 ex alumnos del Colegio Marianista de Buenos Aires, secuestrados-desaparecidos. Un mural cerámico inaugurado a tal efecto, perpetúa el compromiso que asumió hasta dar su vida. Ubicación del mismo: Avenida Rivadavia 5625, barrio de Caballito.