militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MORALES, Eliseo.

Nació en 1933. Su padre era uruguayo; su madre, brasileña. Forjador del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo (MSTM), predicador de la Teología de la Liberación. El R.P. Eliseo Morales ya estaba preso en la Unidad Penitenciaria de Resistencia, Chaco en junio de 1972 por ser fiel al Evangelio y a su pueblo. Era un peronista más, que luchaba contra la dictadura del General Alejandro Agustín Lanusse. Siempre dio su apoyo a las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP). Con otros muchachos presos y con su firma, en aquella oportunidad escribía sobre los poderosos: “Están ciegos, enfurecidos y temerosos de perder plata y con ello el poder...porque su Dios es el oro...pero desde hace un tiempo las cosas se les están poniendo muy feas...cada vez compran menos con el dinero....y lo que pueden comprar es de bastante  mala calidad: sindicalistas, politiqueros, o policías y militares solamente de calidad inferior, que cuestan mucha plata pero que cada día valen menos. Su aparato se cae... y al grito furioso de ¡libertad! crece la revolución de los negros peronistas, de los ignorantes, de los reos, de los villeros, de los peones sin modales, la de las mujeres que la miseria las arrastró... las pisoteó… la revolución de la madre que vio enfermar y morir a sus hijos, la del joven asqueado de tanta hipocresía que salió a romper las vidrieras del ‘confort’, la del obrero que gritó ¡basta! de ser explotado, manejado, reprimido... Si, compañeros, nosotros no queremos ni creemos en otra libertad que no sea la de esta ‘lacra’, con ella seremos libres o no habrá libertad para nadie. Esa libertad compañeros, no se compra ni se negocia, ¡Es la libertad de nuestra patria! Entonces a no bajar la guardia, a actuar con la máxima energía, disciplina y claridad para lograr la unidad revolucionaria del Peronismo: por una Patria Justa, Libre y Soberana”. Eliseo Morales recobró la libertad el 25 de mayo de 1973. Fue, 20 años más tarde candidato a diputado provincial por Buenos Aires en el Frente Grande (FG) de Fernando “Pino” Solanas y Luis Brunati, diciendo claramente que se oponía “a la sustitución de Dios por el mercado”, lo acompañaron en su decisión política otros dos sacerdotes: Jorge Galli y Luis Sánchez. Pero el 4 de agosto de 1994 anunció su alejamiento del FG “ante la decisión de esa alianza de constituirse como un partido más del actual sistema”. (Solanas tomó una decisión muy parecida). El lunes 3 de diciembre de 2001, en la barriada proletaria de Wilde, en la piecita humilde de su casa pegada a la parroquia –donde había imágenes de Jesucristo, Evita, el Obispo Angelelli, el Subcomandante Marcos, el Padre Mugica y el “Che” Guevara- , dejó de existir Eliseo “El Negro” Morales, cura comprometido y jugado por la liberación nacional y social de nuestra patria, quien nos dejó como enseñanza estas sabias palabras: “Sólo es posible mirar para adelante y descubrir el sentido de la búsqueda, cuando descubrimos quiénes somos, de donde venimos y con quiénes caminamos”.