militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MORENO, Graciela. “Negra”. Tenía dos hijos (Sebastián y Federico) de un primer matrimonio. Esposa de Juan Marcelo Soler-Guinard, militante del peronismo montonero, (ver registro de éste) con quien también tuvo otro hijo de nombre Esteban. Secuestrada-desaparecida con su marido el 29 de abril de 1977. Estaba embarazada nuevamente. Ella había nacido en Pasco 160, Temperley (un 7 de octubre de 1947) y junto a su hermana Cristina estudiaron en el Colegio Nuestra Señora del Huerto. Por defender a su hermana, a la que las monjas habían aplazado en una prueba de Historia injustamente, debió cambiar de establecimiento educativo. Es que Graciela no se bancaba las injusticias y para remediar tales no medía con quien confrontaba. Quienes la conocieron hablan de una mujer rebelde, independiente, alegre, a la que le gustaba cantar aprovechando su excelente voz.