militantes del peronismo revolucionario uno por uno

MORO, Raimundo Raúl.

“Ricardo”. “Negro Ricardo”. Oriundo de Chivilcoy, provincia de Buenos Aires, donde nació un 15 de agosto de 1949. Le faltaba un dedo de la mano. Estudiante universitario. Fue pareja de Ana María González (ver su registro) hasta fines de 1975. Pasó por Juventud Universitaria Peronista (JUP). Oficial montonero en la Columna Norte de dicha organización; responsable de una Unidad Básica de Combate (UBC), donde se lo conocía por “Toro”. 26 años. Fue secuestrado junto a Ana María González (ver su registro) en un bar, siendo ambos torturados; ella fue liberada y él “trasladado” a Campo de Mayo. Moro les hizo creer a sus secuestradores que “Anita” González era una piba que él se quería “levantar” y que no sabía nada de su militancia. Secuestrado un 31 de mayo de 1976 en Olivos, provincia de Buenos Aires. Asesinado, víctima de una ejecución sumaria por sus verdugos, el 2 de julio de 1976, en Bancalari, Tigre, provincia de Buenos Aires, junto a su nueva pareja Adriana Silvia Prack (ver su registro), Beatriz Oesterheld (ver su registro) y otros compañeros. Una militante que lo frecuentó de nombre “Pelusa”, lo recuerda como dueño de un humor ácido y crítico a la vez; con él, compartía el gusto por las novelas policíacas. El 23 de marzo de 2005, Moro, recibió en su ciudad natal un homenaje, junto a los otros compañeros de esa localidad, que perdieron la vida en su lucha contra la última dictadura militar. Asistieron al evento más de 700 personas, entre ellas representantes de partidos políticos populares y organismos de derechos humanos.